La decisión del ministro de Hacienda, Ignacio Briones, de no incluir en la discusión de la mesa del Acuerdo Nacional la propuesta de condonación de la deuda del Crédito con Aval del Estado a aquellos estudiantes que, con los criterios actuales, pudieran haber tenido derecho a gratuidad, desató el primer conflicto de proporciones al interior de la instancia que busca crear un frente único para sacar adelante medidas económicas, laborales y sociales para enfrentar la pandemia de Covid-19 en el país.

Fue así como el autor de la iniciativa, el presidente de Renovación Nacional Mario Desbordes, criticó con dureza la decisión del secretario de Estado, mientras que el Partido Radical decidió restarse de la instancia.

El jefe de la billetera fiscal señaló este martes que “es muy importante que acá mantengamos la discusión estructurada en los tres ejes y que son los que ha definido el Presidente de la República”.

En ese contexto, Briones indicó que si bien considera que el planteamiento de Desbordes “es muy legítimo y hay muchos temas muy valiosos, el problema es que tenemos un mandato de poder cerrar este eventual acuerdo por este plan de emergencia que tiene un plazo muy acotado”. 

Ante esta negativa, el timonel de RN se manifestó sorprendido “porque no es el ministro el que define qué se discute o no, es la mesa de trabajo, porque si (se conversa) lo que el ministro quiere discutir y va a quedar fuera lo que no le parece, entonces para qué hacemos una mesa de trabajo”.

Por otra parte, el diputado criticó abiertamente la postura del ministro, al señalar que “me sorprende la generosidad que hay para abrir la billetera, completamente abierta, para ir en ayuda de grandes empresas, y que no esté la misma lógica, o al menos la disposición a estudiar fórmulas para ayudar a miles de chilenos”.

Consecuencia de este conflicto, en la mesa ya no participará el Partido Radical, que anunció su retiro de la mesa acusando al ministro Briones de no cumplir los acuerdos. Esto, apuntaron, por intentar incluir a economistas para una mesa paralela, contrario -dicen- a lo concordado: que sólo los integrantes de las comisiones de Hacienda discutirá el acuerdo.

Así, el presidente de la colectividad opositora, Carlos Maldonado, declaró que “no tiene sentido un aparente dialogo en que Briones quiere imponer la forma, los límites y los temas. Que el Gobierno asuma su responsabilidad“.

La decisión de Briones también fue rechazada por el diputado Giorgio Jackson (RD), único representante del Frente Amplio en la mesa, quien sostuvo que “existen dos formas de ayudar económicamente a las familias: una es aumentar sus ingresos y otra disminuir sus gastos. Me parece poco prudente que el Gobierno descarte de plano el que podamos hacer un esfuerzo para que las familias puedan tener una condonación en ese sentido, así que vamos a seguir haciendo ese punto, y lamentamos que esa ventana se cierre antes de iniciar siquiera el trabajo que estamos intentando hacer por un plan de emergencia”.

Por el contrario, la propuesta de Desbordes no tuvo eco en sus aliados de la UDI, partido que optó por desmarcarse de ese foco de medidas.

Al respecto, la senadora Jacqueline van Rysselberghe, presidenta gremialista, señaló que “sin duda es una aspiración que tienen muchas personas, pero creo que hoy lo importante es la crisis sanitaria y económica que estamos viviendo, y me parece que tenemos que acotar el tema a eso, a cómo vamos a ayudar hoy con medidas concretas. Él tiene derecho a solicitar lo que estime pertinente, pero creo que los que participamos en la reunión del viernes pasado llegamos a un acuerdo y me parece que es bueno mantenerlo”.

Todos a la Mesa

Cabe recordar que la mesa quedó conformada en representación de la UDI, por Betina Horst y Juan Andrés Fontaine; por RN, Rafael Aldunate y Cristián Solís, y de Evopoli, Klaus Schmidt-Hebbel y Sebastián Izquierdo. El gobierno también invitó a los ex presidentes del Banco Central Rodrigo Vergara y Vittorio Corbo, y al ex director de Presupuesto, Rodrigo Cerda, el único que públicamente se ha mostrado reticente a echar mano a un paquete fiscal de US$ 12 mil millones.  

Asimismo, participará Sebastián Edwards, mientras que por la oposición, intervienen el ex subsecretario Álvaro Díaz del PS; por el PPD, Rodrigo Valdés; por la DC, el también ex presidente del Banco Central José De Gregorio y por el Frente Amplio, Claudia Sanhueza (cuya participación estuvo en duda hasta último momento debido a desavenencias internas del Frente Amplio). Hacienda también integró a la instancia a Andrea Reppeto y Claudia Martínez.

El primer encuentro del grupo se desarrolló vía online ayer lunes a las 17 horas, en medio de la latente desconfianza que se ha generado en el mundo político, que ha quedado graficada en la postura opositora de radicar el debate en torno a este acuerdo en el Congreso, algo que se pudo definir recién en la reunión cita entre presidentes del oficialismo y la oposición con el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, el pasado viernes 29 de mayo. 

Entre los técnicos, también hay suspicacias: los economistas vinculados a la derecha se sienten subrepresentados, sentimiento similar al que expresan quienes representan a la centroizquierda. Eso indica que conseguir un acuerdo no será una tarea sencilla, si bien todos aseguran que en este minuto no hay margen para posturas intransigentes, al punto que el PC analiza sumar su apoyo a la instancia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí