Conflicto con Rusia lleva a Ucrania a proyectar millonaria compra de aviones occidentales

Ambicioso plan por US12.600 millones pretende adquirir aviones de combate, entrenamiento, transporte, UAVs y misiles, dejando atrás sus actuales modelos de procedencia rusa.

1
1558

Kiev tiene la intención de comprar cazas multipropósito producidos en Occidente como parte del Programa de Modernización de la Fuerza Aérea de Ucrania, con el objetivo de que los nuevos cazas reemplacen a los cazas heredados de la era soviética.

El plan de Kiev para modernizar la aviación militar, que también incluirá el reemplazo de helicópteros, aviones de entrenamiento y transporte, costará hasta US$ 12.600 millones. Pero, dadas las necesidades del ejército ucraniano, esta cantidad es demasiado pequeña para satisfacer todas sus necesidades.

Se espera que los nuevos cazas sustituyan a varios modelos soviéticos. Estos son el MiG-29, el Su-27, el Su-25, el Su-24M y el Su-24MR. Dado el costo y los factores políticos, Ucrania obviamente elegirá entre los modelos de cuarta generación. Los contendientes más probables son el Lockheed Martin F-16 Block 70/72, el Saab JAS-39E/F Gripen, el Boeing F/A-18E/F Super Hornet Block III o el Eurofighter Typhoon.

Los planes a largo plazo indican que Ucrania comprará unos 108 cazas multipropósito. Se prevé que la reequipación de la aviación de combate ucraniana se lleve a cabo por etapas. En 2021-2022 se prevé la compra del primer lote de 12 cazas, cuya entrega se completará para 2025. El cumplimiento de este calendario permitiría sustituir gradualmente los cazas obsoletos, que llegarán al final de su vida útil alrededor de 2032.

En la actualidad, por razones políticas, Ucrania no tiene acceso a armas y piezas de repuesto rusas, y mucho menos a contactos directos con los fabricantes de aeronaves utilizadas por el ejército ucraniano. Esto conduce a una reducción sistemática del número de aeronaves capaces de realizar operaciones de combate, pese a los esfuerzos de la industria bélica ucraniana, para hacer frente a la agresión rusa en su territorio.

La urgencia de Kiev nace de la ocupación de Crimea por fuerzas rusas, y la insurrección de zonas del este, alentada y sostenida política y militarmente por Moscú, todo ello luego de la rebelión popular del Euromaidan que expulsó del poder al gobierno pro-ruso de Viktor Yanukóvich en febrero de 2014.

Las dudas sobre el ambicioso plan de reequipamiento surge, por otra parte, de la delicada situación económica del país, que depende actualmente en demasía de la ayuda financiera de occidente. Además, el presupuesto anual promedio de defensa ucraniano ronda los US$ 3.500 millones, de los que una quinta parte corresponden a proyectos de modernización y rearme, lo cual lleva a esperar que la Fuerza Aérea deberá tener un respaldo muy sólido del Gobierno para llevar adelante su proyecto.

Por otra parte, el rearme ucraniano es visto con sumo interés por EE.UU. y Europa, tanto como una forma de reforzar al país como una barrera efectiva ante la renovada agresiva política internacional de Vladimir Putin, como también para estrechar aún más efectivamente los lazos con el Gobierno de Kiev.

Publicidad

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí