La Cámara de Diputados y el Senado llegaron a acuerdo para sacar adelante un proyecto de ley que permitirá evitar el corte de servicios básicos por no pago de estos, en el marco de la crisis sanitaria por la pandemia de coronavirus.

La futura norma se hará extensiva para electricidad, agua, gas de cañería y también a la garantía de acceso a servicios de telefonía e internet.

En este contexto, el senador por la Región de Valparaíso, Kenneth Pugh, explicó que “se ha definido quiénes son los beneficiarios: básicamente son todos aquellos que están en una condición especial: el 60% de vulnerabilidad, de acuerdo al Registro Social de Hogares; también nuestros adultos mayores; y por supuesto, todos los que estén haciendo uso de su seguro de desempleo o alguna causal en la cual se hayan suspendido sus ingresos“.

El parlamentario detalló también que esta futura norma “cubre los 90 días siguientes de la fecha de publicación de la ley, y también se hace cargo de los meses anteriores (hasta el 18 de marzo), y para eso se dispondrá de hasta 10 UF de deuda en todos los servicios eléctricos, y hasta 5 UF en todos los servicios sanitarios y de gas de cañería”.

De esta forma, las familias que no tengan actualmente la capacidad de pagar sus cuentas, podrán hacerlo después con un plazo de hasta 12 meses.

Para la implementación de la normativa. Pugh comentó que “todas las empresas de los diferentes sectores, deberán proveer plataformas informáticas o números telefónicos para que las personas puedan inscribirse y demostrar que, efectivamente, son sujetos de este beneficio. El mal uso de este será penado por la ley”.

El proyecto señala, en su redacción preliminar, que “se excluye de la aplicación de la presente ley a las empresas sanitarias con menos de 12.000 clientes que constituyan una sola unidad económica y no sean filial de otra empresa sanitaria, y a las cooperativas y comités de agua potable rural, sin perjuicio de los convenios, descuentos o facilidades de pago que otorguen a sus clientes”.

Acceso a telefonía e internet

El parlamentario explicó también otra de las disposiciones del proyecto, relacionadas con el acceso a telefonía e internet, destacando “a las empresas de telefonía, que han puesto a disposición un plan solidario que va a permitir la conectividad de forma gratuita, de tal manera de asegurar que nadie quede desconectado. Pero más importante, se ha puesto énfasis en los alumnos de básica, media y superior, especialmente los vulnerables, los cuales tendrán un tratamiento especial“.

“Queremos que todos tengan acceso a la educación, y hoy como esta se hace de forma remota y a distancia, que puedan usar internet“, acotó.

La norma en proyecto señala complementariamente en este punto, que “la negativa de la empresa prestadora podrá ser objeto de reclamo ante la subsecretaría, superintendencia u organismo fiscalizador respectivo, y se sujetará a la normativa sectorial que corresponda“.

El senador hizo hincapié, también, que “esta ley vine a regular una situación excepcional, en momentos excepcionales, y por eso pedimos mucha prudencia: todos los que pueden pagar, háganlo, para así poder mantener las cadenas de pago. Y también todos los que puedan ahorrar en consumos básicos, que lo hagan. Estamos enfrentando además una sequía, por lo tanto es fundamental limitarse ojalá a los 100 litros diarios por persona que aproximadamente son 3 mts.3 por persona al mes. También, los consumos eléctricos y, por qué no, hacer un uso eficiente de todo lo que se está entregando“.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí