Más de la mitad de los niños chilenos tiene cuenta en redes sociales y el 12% de los padres desconoce por completo la información que su hijo comparte en su perfil, según reveló un estudio desarrollado por la compañía global de ciberseguridad Kaspersky, en conjunto con la consultora de estudios de mercado CORPA

De acuerdo con la investigación, los menores tienen perfiles en redes como Whatsapp, Instagram, YouTube y Facebook y, en promedio, en el 44% de los casos, crearon directamente sus cuentas y acceden a ellas sin la supervisión de sus progenitores. El otro 11% de los perfiles, en tanto, fue creado por los padres de los niños y son ellos quienes los administran. 

Según los adultos encuestados, lo que más comparten los menores públicamente en sus perfiles es información sobre sus hobbies o actividades favoritas (66%), fotografías del hogar (13%) y datos personales de amigos y parientes (5%).  

El sondeo evidenció asimismo que el 28% de los progenitores rara vez monitorea las redes sociales de sus hijos, y el 37% desconoce la contraseña de esos perfiles.

El estudio se enmarca en la campaña Niños Digitales realizada en la región por Kaspersky, para analizar qué tan involucrados y comprometidos están los padres y madres de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Perú, en la vida digital de sus hijos. 

Conectados a temprana edad

La investigación reveló además que el 42% de los menores chilenos interactuó por primera vez con un dispositivo inteligente antes de los 6 años, y el 76% obtuvo su primer smartphone o tableta personal antes de cumplir 10. Según los padres, los menores de edad utilizan estos aparatos en mayor medida para entretenerse (65%) y educarse (34%), y luego para comunicarse con otras personas (20%). 

Junto con esto, el sondeo arrojó que el 21% de los niños pasa más de cuatro horas conectado a internet mediante un dispositivo móvil.

“Los niños de hoy están creciendo en un mundo que gira alrededor de Internet. Es imposible evitar que tarde o temprano empiecen a interactuar con todo lo digital y, en especial, con las redes sociales. Si ya son parte de ellas, es importante supervisar lo que publican y explicarles por qué lo hace. Incluso, los adolescentes pueden no tener claro cuál es el impacto a largo plazo de sus publicaciones, o no entender que el Internet nunca olvida nada. Por eso es importante enseñarles que practiquen buenos hábitos en línea desde una temprana edad, hablarles sobre las ciberamenazas para que aprendan a reconocerlas y evitarlas, creando así una base de confianza y un diálogo abierto”, explica Carolina Mojica, gerente de ventas productos para el consumidor de Kaspersky.

Para ayudar a las familias a proteger a los niños contra diversas amenazas en Internet, Kaspersky recomienda:

  • Habla con tus hijos acerca de los potenciales peligros en línea. 
  • Participa en las actividades de tus hijos en línea desde una edad temprana como “mentor”. Anímalos a hablar contigo acerca de su experiencia en línea y, en particular, de cualquier cosa que los haga sentir incómodos o amenazados (acoso, sexting, grooming). 
  • Establece reglas básicas y claras sobre lo que pueden y no pueden hacer en línea y explícales por qué. 
  • Urge a tus hijos a que se mantengan vigilantes sobre la configuración de las herramientas de privacidad en las redes sociales para que sus mensajes sean sólo visibles para ciertos amigos y familiares. 
  • Utiliza un software de seguridad robusto en todo dispositivo con acceso al Internet, tales como las PCs, Smartphones y tabletas, y que incluya una herramienta de control parental como Kaspersky Safe Kids que filtra el contenido inapropiado, mensajes spam y ayuda a establecer las actividades aceptables que tus hijos pueden realizar en línea. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí