Quizás sea coincidencia que el momento escogido por los presidentes de Chile, Sebastián Piñera, y Argentina, Alberto Fernández, para sostener una nueva conversación telefónica durante 40 minutos, sea el anuncio de Latam de cerrar su filial trasandina, envuelta en fuertes polémicas con el inquilino de la Casa Rosada y el sindicato de la aerolínea en el vecino país.

Y mientras en su comunicado oficial, La Moneda nada señaló sobre el tema, en la Presidencia argentina afirmaron que los presidentes no hablaron de la crisis de la aerolínea, de la que Piñera fue uno de sus dueños.

La conversación telefónica tiene lugar también luego de una serie de desencuentros entre ambos gobiernos, vinculados con las estadísticas en torno a los efectos del coronavirus en ambos países, y el apoyo explícito prestado por Fernández a la izquierda opositora chilena a través del Grupo de Puebla.

El diario bonaerense Clarín recordó que “en su momento, siendo presidenta Cristina Kirchner, (Alberto Fernández) se involucró en una cruzada contra la compañía para favorecer las operaciones de Aerolíneas Argentinas y tuvo alusiones directas a Piñera, que estaba en su primer mandato“.

De acuerdo a Presidencia nacional, “ambos mandatarios expresaron su compromiso por fortalecer las relaciones bilaterales, siempre guiados por la colaboración entre los dos países. Los Jefes de Estado abordaron la agenda bilateral de ambos gobiernos, la cooperación recíproca para hacer frente a la pandemia de Covid-19, los planes de protección social y recuperación económica, y la situación de América Latina“.

Sobre la agenda bilateral, La Moneda indicó que los mandatarios “dialogaron sobre la necesidad de profundizar la integración energética y la interconexión en materia de telecomunicaciones, en virtud del Acuerdo de Liberalización Comercial que rige entre ambos países. Además (…) acordaron acelerar la facilitación e integración física en los pasos fronterizos, con sistemas migratorios y aduaneros simplificados”.

Respecto a la pandemia de coronavirus, los presidentes “coincidieron en la necesidad de profundizar la cooperación sanitaria recíproca entre ambos países y con otras naciones fronterizas“. Así también, coincidieron “en la importancia de fortalecer la gobernanza internacional en el manejo de pandemias”. Para ello, acordaron “trabajar juntos, a través de los respectivos ministros de Salud, en aquellos aspectos del combate a la pandemia de Covid-19 en que ambos países puedan cooperar, especialmente en la detección temprana del virus”.

En este contexto, los Jefes de Estado también acordaron profundizar la coordinación para permitir el libre tránsito continuo de bienes y servicios, tanto en la infraestructura física como digital, y también conversaron sobre diversos temas de integración y coordinación regional con otros países de América del Sur.

En tanto, el vocero presidencial argentino, Juan Pablo Biondi, señaló que los mandatarios de ambos países hablaron de temas de interés común tanto de la agenda bilateral como del actual escenario regional, añadiendo que en los próximos días debe llegar a Chile el nuevo embajador trasandino el ex canciller Rafael Bielsa.

Asimismo, en el comunicado oficial de la Presidencia trasandina, se indicó que “el mandatario argentino y su par chileno dialogaron durante 40 minutos e intercambiaron experiencias sobre algunas de las principales políticas públicas adoptadas en cada uno de los dos países en el marco de la pandemia Covid-19 y sobre el estado de situación sanitaria de en ambas naciones”.

Añade el texto que “en ese sentido, acordaron instrumentar un marco de colaboración que será implementado por los ministros de Salud de ambos países“.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí