Este jueves arribaron finalmente a Valparaíso las nuevas fragatas de la Armada de Chile, “Capitán Prat” y “Almirante Latorre”, adquiridas a fines del año pasado a Australia, tal como lo informo infogate el 15 de abril pasado.

Debido a las condiciones climáticas imperantes en la zona se determinó que las unidades no recalaran previamente en Quintero, usado tradicionalmente como “puerto de pintado” por la marina nacional para alistar a los buques antes de su arribo al puerto base de la Escuadra, disponiéndose su arribo inmediato a la capital regional.

Al respecto, desde la Armada de Chile se señaló que, en relación al tema sanitario, “las dotaciones de ambas fragatas se encuentran en perfectas condiciones de salud; realizaron las cuarentena preventiva en el último puerto de recalada y recalan a Chile sin personal contagiado con COVID-19. Esto fue controlado por personal médico que se desplazó con las unidades y además a su recalada fueron sometidos a todos los procedimientos sanitarios dispuestos por la autoridad de salud local, del mismo modo que las actividades reglamentarias de PDI, SAG y Aduana”.

La adquisición de estas unidades es producto de un proceso que comenzó el año 2018 y que apuntaba a reemplazar las dos fragatas antiaéreas Clase L de origen holandés, las cuales habían cumplido su vida útil por obsolescencia logística y también operativa, lo que llevó a la Institución a darlas de baja en diciembre del 2019.

Nuevas fragatas, al centro, junto con parte de la Escuadra Nacional y otras unidades de la Armada, en el molo de abrigo del puerto de Valparaíso.

La Marina nacional señaló que “en el primer semestre de 2019, frente a las alternativas disponibles, el Estado de Chile optó por la transferencia de dos fragatas clase Adelaide, HMAS “Newcastle” y HMAS “Melbourne”, de la Armada Australiana (y que estaba dando de baja en esos momentos). Estas fragatas habían sido completamente modernizadas por la armada australiana (proceso finalizado el 2014). Su venta se debió a que se encuentran iniciando un proceso de renovación de sus unidades mediante un plan de construcción continuo”, como el que pretende iniciar la propia Armada chilena a fines de la presente década.

Con la incorporación de estas dos fragatas, la Armada señaló que “la Escuadra mantiene la capacidad de cumplir sus roles fundamentales de Resguardo de la Soberanía y, del mismo modo, podremos seguir interoperando con marinas amigas en distintas misiones internacionales (por su capacidad oceánica) dónde y cuándo se requiera dependiendo de los intereses marítimos de nuestro país (por ejemplo en el Pacífico, ejemplificado con los ejercicios en los que participó la fragata “Almirante Blanco” con la Armada de EE.UU. en el Mar de las Filipinas recientemente; o mares australes con proyección al Territorio Antártico) y, además, mejoraremos la capacidad de resguardar los extensos espacios marítimos protegidos (recientemente definidos por nuestro país), además de poder reaccionar rápidamente frente a desastres naturales”.

Cabe recordar que el acuerdo de adquisición de estas fragatas entre Chile y Australia consideró la mejora de las unidades en astilleros australianos, el entrenamiento del personal de la Armada destinado a dichos buques (y que comenzaron a viajar desde fines del año pasado a Sidney), el traspaso de diversos elementos logísticos para la mantención de las unidades en nuestro país, además de algunas cláusulas confidenciales, entre ellas el valor de la transacción.

Se estimaba en principio que los buques llegarían al país no antes de julio, con el fin de completar el período de entrenamiento de las dotaciones, aunque en el escenario actual con la pandemia de coronavirus como fondo, el viaje finalmente se adelantó.

De esta forma, la Armada mantendrá en 8 el número de unidades de la Escuadra, que queda integrada por 3 clase 23, 1 clase 22-2 (estas cuatro de construcción británica), 2 clase M (de origen holandés) y las dos clase Adelaide.

El reemplazo de las restantes unidades no se ha definido aún, aunque se estima que no seria antes de finales de esta década, idealmente en principio con unidades de nueva construcción, lo cual podría alargar el proceso de renovación hasta bien avanzada la década de 2030. Sólo la fragata “Almirante Williams” (clase 22-2) podría eventualmente reemplazarse antes, aunque esto aún no se ha determinado.

Fotos cortesía Fernando Espinoza

22 COMENTARIOS

  1. Y que hicieron con las naves chilenas dadas de baja… Las vendieron, las regalaron las desmantelaron y venden por chatarra? Quien se está arreglando los bigotes ahí, quien fiscaliza ese proceso… Ojo Falta información el el reportajes por favor no omitir, ya que no se cierra bien el proceso y la noticia
    Saludos

    • Que usted no esté al tanto no significa que haya “arreglines”. Ambas fragatas fueron dadas de baja y están siendo desmanteladas, sin venta posible dado la absolescencia de sus plantas motrices. Con suerte, terminarán como blancos de ejercicios…

    • Que usted no sepa, no es indicativo que haya “arreglo”. Las unidades navales dadas de baja se mantienen en Talcahuano, hasta que el gobierno decida qué haces con ellas.

    • No las den de baja. Aun sirven de reposición cuando las actuales entren en período de matenimiento.
      También sirven como buque escuela avanzado para no desgastar el material más moderno.
      Chile siempre piensa en chiquitito, nunca en grande y con ello termina gastando más en vez de ahorrar.
      Saludos! Y viva Chile y sus nuevos navios¡!

      • Estimado ¿Sabe lo que significa en gasto para Chile tener cada día una nave adicional sin que se use diariamente y ocupando espacio, combustible, mantención, capitán, tripulación, etc? Mejor tener las naves nuevas que llegaron y punto.

  2. Hector, no seas intruso hombre, q quien le interesa que uso le darán a las unidades dadas de baja. Lo más probable q las utilicen para practicar tiros, undirlas o desmantelar ocupando los sistemas y repuestos q si podrían servir para otras unidades de la escuadra.

    • Héctor y cualquier persona tiene todo el derecho a consultar respecto del destino de las fragatas en desuso, pues se financian con la plata de todos. Quizás el suponer arreglo de bigotes sin saberlo puede estar demás, pero hasta por ahí no más, pues hay historia al respecto. En la Armada, como en todo lados, debe haber gente que hace su trabajo muy profesionalmente y se agradece, junto a otros que lo hacen displicentemente y/o con arreglines.

    • Hay gente metiche en este país. Preocúpate de tu vida mejor y deja tranquila a la demás gente. Por gente como tú hoy día está la escoba en el país. Quieren arreglar la vida de los demás y en sus casas tienen la tendalá

  3. El fierro se vende y el plástico se derrite, con el material derretido se producen unos picos para que personas como tú se los introduzcan en el trasero.
    Síganme para más consultas.

  4. Jamás en la historia de la armada de chile hubo dos buques tan poco representativos para dos grandes héroes y uno el máximo en nuestra historia naval.

  5. y porque tiene que dibulgar la armada de chile lo que hacen con los buques que segun estan de baja realmente estaran dados de baja alomejor siguen operativos pienso que nunca se deven revelar lo que hacen eso es tema de la armada de chile.para eso hay estamentos que se encargan de eso.y viva chile y me alegro que allan llegado esas fragatas chile nunca deve bajar la guardia…jamas

  6. ¿ Las “Nuevas” fragatas ?…ejem, ejem…Desde que las fabricaron, Australia las tuvo por cerca de 30 años..y se gastaron cerca de US$50 millones en ambas… Porqué las querría vender , ah ? ¿Cuánto más irán a durar?…Pobre Chilito cómo tira su plata en cacharras reusadas.

  7. Las naves clase L entraron en obsolescencia logística, es decir los misiles standart 1 y las turbinas olympus no tendrán más actualizaciones ni repuestos. Eso encarece sus operaciones. Las naves ya se encontraban con baja operatividad y sus tripulaciones se pasaron a las Adelaide. Las turbinas olympus de las L darán repuestos a su similar de la fragata Williams lo que le dará 5 años más de vida operativa por lo que se está buscando un reemplazo.

  8. Esos son buques usados y reacondicionados tal como un celular de acuerdo a los requerimientos de nuestra Armada de Chile . Pero son buques que no son nuevos eso tiene que quedar claro. Por lo tanto un buen título para la noticia debiera ser: `Llegaron a Chile las dos fragatas dadas de baja por la Armada Australiana` Saludos

  9. La misma pregunta me hice al estar leyendo el texto. Me gustaría se averiguase respecto a las fragatas dadas de bajapor nuestro país.

  10. Esas tinas que le dicen nuevas,no lo son, son viejas repotenciadas el 2014, y hoy 2020 ya son màs viejas ento ces qué gran novedad, y ni siquiera las han pintado, bien fome.

  11. Estimado… El material dado de baja siempre queda en espera a determinar si algún país está interesado en adquirirlas… Para chile es por obsolescencia… Pero otro país con inferior tecnología las podría adquirir porque está de acuerdo a sus parámetros de defensa en cuanto a calidad y precio… Si no hay ofertas u oferentes están parten a deshuaze u posteriormente como blanco para pruebas… No existe arreglo de ningún tipo… Tranquilo… Que la armada en ese aspecto cuida mucho su prestigio

  12. Antes de venderse o ser desmanteladas permanecerán un buen tiempo en reserva, recuerda que están demasiado bien equipadas y aún están dentron de las mejores en su tipo dentro de la región.

Responder a Andres Cancelar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí