El director nacional de Gendarmería, Christian Alveal, pidió “comprensión y empatía” a la ciudadanía y, especialmente, a los familiares de los internos de las cárceles del país ante el traslado de reos que se está realizando desde la Región Metropolitana por lo sobrepobladas que se encuentran las cárceles de la capital.

El llamado ocurre ante el traslado que se hizo el lunes pasado de unos 400 internos desde Santiago 1 hasta el penal de Huachalalume, La Serena, en la Región de Coquimbo, donde internos de esa prisión realizaron una manifestación al no recibir sus alimentos. Incluso afuera del recinto también hubo disturbios por parte de personas que se oponen a la llegada de presos desde Santiago.

La molestia de los reos radica en que no están dejando ingresar a los nuevos internos al patio ante la posibilidad de un contagio con COVID-19, debido a que en otro traslado de unos 20 presos en mayo pasado, cinco dieron positivo con el virus.

Alveal dijo que los traslados tienen como objetivo descongestionar las cárceles “altamente sobrepobladas en la Región Metropolitana, para trasladarlos a centros penitenciarios donde tenemos plazas disponibles”.

El manejo de la pandemia significa poder enfrentar de mejor manera las condiciones de habitabilidad de la población penal y, en consecuencia, tener a los internos en celdas individuales, de a dos o de a tres, a diferencia de los dormitorios colectivos, lo que claramente significa un mejor manejo de esta crisis sanitaria”, explicó.

Sobre los protocolos sanitarios establecidos por la institución, indicó que se están haciendo todos los esfuerzos para realizarlos, pero sostuvo que “en la permanencia de estos internos al interior de estas cárceles, donde están totalmente segregados del resto de la población”.

Todo el apoyo sanitario de nuestros equipos están a disposición y también la coordinación con los diferentes directores regionales y con las distintas autoridades sanitarias locales para poder hacer posible hoy la toma de muestras y garantizar la tranquilidad a los mismos internos, a sus familias y a la comunidad”, explicó.

Por tal motivo, el director nacional de la institución penitenciaria llamó a la “comprensión y empatía” con lo que se vive actualmente, puesto que a su juicio la única forma de poder enfrentar la pandemia del CORONAVIRUSha golpeado muy fuerte las cárceles, tal como lo ha asegurado la OMS. Entonces tenemos que asumir un desafío que es bastante complejo, pero debemos hacerlo y esto significa hacer un uso eficiente de las plazas disponibles”.

Acá todos estamos llamados a hacer los mayores esfuerzos para garantizar que esta pandemia no se transforme, en materia carcelaria, en contar muertos. Queremos proteger la salud, darles tranquilidad a las familias y, por cierto, a nuestros funcionarios. Pero el esfuerzo es de todos y por eso pido colaboración y comprensión”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí