Los ministros del Interior, Gonzalo Blumel, y Defensa, Alberto Espina, se trasladaron urgentemente esta mañana a la Región del Biobío, luego que anoche se produjera un ataque explosivo contra una torre de telefonía en el sector La Puntilla de la caleta de Quidico, comuna de Tirúa, en la provincia de Arauco.

Las autoridades se embarcaron en un avión de la FACh poco antes de las 09.00 horas de este martes, con del fin de efectuar coordinaciones de las medidas sanitarias en el marco de la pandemia de coronavirus, pero especialmente, reunirse con las autoridades e instituciones policiales locales en medio de una renovada serie de ataques de supuestos grupos violentistas de la causa mapuche desde el mes de abril, que han incluido otros ataques explosivos en Contulmo, puente Lleu Lleu y disparos contra efectivos de carabineros.

De hecho, los graves hechos ocurridos en Lleu-Lleu el 13 de abril obligaron al Gobierno a enviar en ese momento al subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, para coordinar acciones que permitieran afrontar la violencia.

Las autoridades abordaron un avión FACh en el Grupo 10 en Santiago.

Sobre los hechos de anoche, la antena fue derribada con explosivos que fueron colocados en la base de la estructura. Cuando efectivos de Fuerzas Especiales acudían al lugar, fueron atacados a tiros en los sectores de Lleu Lleu y Palos Blancos.

También hubo cortes de ruta en Huentelolen y Tranaquepe, en la ruta que une Cañete y Tirúa.

Según informaron desde la Seremi de Transportes, fueron diez sectores los que dejaron de tener cobertura.

El gobernador de Arauco, Óscar Muñoz, indicó que fueron al menos tres las explosiones escuchadas, luego de lo cual se cayó la señal de la compañía Claro. Posteriormente ocurrió el incendio de una vivienda, en el sector costero de la zona.

Los hechos de violencia también han registrado un incremento en la región de La Araucanía.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí