La Moneda está metida en un fangoso escenario por el manejo del PCR positivo del chofer de la subsecretaria Paula Daza, luego de conocerse este miércoles que el resultado de dicho test se produjo el martes 2 de junio, esto es, 4 días antes de que el Ministerio de Salud reconociera la situación y obligara a Daza a ponerse en cuarentena preventiva, el sábado 6 de junio.

Según se puede observar en el resultado del PCR, el examen se tomó el 1 de junio, esto es, dos días después del viaje a la región de Valparaíso donde sostuvo una intensa agenda relacionada con las residencias sanitarias, evacuándose el resultado al día siguiente que indica “PCR SARS-CoV-2 POSITIVO”.

Fuentes del Ministerio de Salud ratificaron esta información. Se supo además que si bien la subsecretaria supo del hecho entre el jueves 4 o viernes 5, pero no lo informó al ministro Mañalich hasta el sábado cuando se hizo público el caso. Ello se habría debido a que su chofer le habría pedido mantener la reserva.

El tormentoso sábado

En esa jornada, la subsecretaria ya había participado en el balance diario que efectúa el Ministerio de Salud en Palacio, pero al conocerse a través de la prensa el contagio de su chofer, la autoridad debió cancelar súbitamente toda su agenda del resto del día.

En ese escenario, la versión inicial del gobierno indicó que el conductor de Daza aún no se había realizado el examen PCR y que, de ser positivo, Daza no calificaría como contacto estrecho.

Pero en la misma jornada, luego que se filtrara a la prensa que el chofer sí había dado positivo, sería el propio ministro de Salud, Jaime Mañalich, quien señaló en medio de una actividad en el Hospital Militar, que el conductor sí se había realizado el test, pero que estaba a la espera de los resultados.

Asimismo, afirmó que la subsecretaria sí calificaría como contacto estrecho, el que se había producido el 29 de mayo, cuando realizó un largo viaje junto al conductor, explicando que este “está con síntomas respiratorios leves. En el escenario epidemiológico que estamos uno tiene que pensar que eso es Covid, mientras no demuestre lo contrario”, dijo ese día el entonces ministro, agregando que “se le hizo un examen de PCR que, entiendo, va a estar informado hoy día; por lo menos yo hablé con la subsecretaria un poco antes de llegar acá y, hasta ese momento, no había información del laboratorio”.

Y completo su explicación señalando que “el día 29 de mayo, la subsecretaria fue en un viaje prolongado con este conductor a la Quinta Región (sic), por el tema de residencias sanitarias. Y en mi convicción -tiene que ser ratificado por la autoridad sanitaria-, ese episodio de un viaje prolongado de varias horas de ida y vuelta constituye un episodio de contacto estrecho, a diferencia de lo que ocurrió con el subsecretario Zúñiga”.

El ex titular de Salud se refería a la situación que vivió el subsecretario de Redes Asistenciales, la cual generó numerosas críticas por cumplir su cuarentena de 14 días, volviendo al trabajo presencial tras salir negativo en un examen PCR, cumpliendo solo 5 días de aislamiento. El escenario era similar al de Daza, debido a que el contagiado también fue su chofer, pero el gobierno reiteró en más de una oportunidad que, en su caso, no hubo contacto estrecho.

de hecho, en el Minsal explicaron que, aunque el exministro Mañalich haya dicho que Daza sí fue contacto estrecho de su chofer (en el marco de su viaje a Valparaíso), este caso no correspondería a esa categoría y que así se lo ratificó el departamento de Epidemiología del Minsal. Así, argumentan desde el entorno de Daza, se acordó con Mañalich que se iría a cumplir una cuarentena preventiva porque era lo más conveniente debido a que hubiese sido complejo -teniendo el antecedente de lo sucedido con Zúñiga- explicar nuevamente ante la opinión pública que ella no era un contacto estrecho.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí