El ministro instructor, Jorge Dahm, dispuso este viernes el arresto domiciliario total de Nicolás Humberto Zepeda Contreras, quien se encuentra a la espera de ser extraditado a Francia, país que lo requirió por el homicidio de la ciudadana japonesa Narumi Kurosaki.

Dahm acogió la solicitud del Ministerio Público, en representante de Francia, y modificó las medidas cautelares de arraigo nacional y firma semanal de Zepeda, en consideración a que se informó de la llegada al país de la delegación gala que se encargara de su traslado a Europa.

Asimismo, se dispuso que el joven entregue su pasaporte a la Policía de Investigaciones para asegurar los trámites de la extradición.

El homicidio de la ciudadana japonesa ocurrió en 2016, cuando la muchacha tenía en ese entonces 21 años y vivía en una habitación de la ciudad universitaria de Besançon y el 15 de ese mes fue comunicada su desaparición, cuyo cuerpo aún no ha sido encontrado.

Según el expediente hecho llegar por la fiscalía francesa a la Corte Suprema indica que la última persona que vio a Kurosaki fue su expareja, Nicolás Zepeda, y que fue este quien la asesinó en la residencia de la víctima.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí