Este viernes el Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, se reunió con el Secretario de Defensa de los Estados Unidos, Mark Esper, en la sede de la OTAN y se iniciaron las discusiones para dar seguimiento a las decisiones tomadas por los Ministros de Defensa de la OTAN la semana pasada sobre temas que incluyen la amenaza de misiles rusos, la respuesta de la OTAN al COVID-19 y las misiones de la Alianza en Afganistán e Irak, infomó la Alianza Atlántica.

El Secretario General destacó los planes de la OTAN para hacer frente a una posible segunda ola de COVID-19, con un plan de operación, un arsenal de equipos médicos y más fondos. Hizo hincapié en que en toda la Alianza, las fuerzas armadas han estado apoyando los esfuerzos civiles y que era importante que los Aliados continúen invirtiendo en sus fuerzas armadas para mantenerlos fuertes. 

Stoltenberg, se refirió a las recientes conversaciones entre Estados Unidos y Rusia sobre el control de armas. Él y el secretario Esper acordaron que China, como potencia mundial en ascenso, tiene la responsabilidad de participar en el control global de armas. Además se analiza la presencia militar estadounidense en Europa. 

 En los últimos años, EE. UU. Ha aumentado su presencia militar en Europa. Lidera el grupo de batalla multinacional de la OTAN en Polonia, ha establecido una presencia en Rumania y Noruega, y ha estacionado destructores con capacidad de defensa antimisiles balísticos en España. Stoltenberg dijo: La presencia militar de Estados Unidos en Europa es importante para Europa, y también es importante para América del Norte. Porque solo trabajando juntos podemos abordar los grandes desafíos que enfrentamos. 

Stoltenberg subrayó que la OTAN continuará ajustando su presencia en apoyo del proceso de paz y que esto continuará haciéndose en estrecha coordinación con los aliados y socios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí