El diputado RN, Andrés Celis, quien es miembro de la Comisión de Salud, presentó una denuncia ante el Ministerio Público por la filtración de los resultados del examen PCR del chofer de la subsecretaria de Salud, Paula Daza, debido a que la publicación de estos datos confidenciales es un delito grave porque se vulneran los derechos de privacidad y la honra del paciente.

Además, el parlamentario ofició al Instituto de Salud Pública, a fin de determinar si iniciarán una investigación para perseguir las eventuales responsabilidades administrativas, en la debida custodia del examen PCR del funcionario.

No obstante lo anterior, el conocimiento de estos datos continuaron abriendo interrogantes respecto del cumplimiento de los protocolos de contacto estrecho por parte de la Subsecretaria Daza, quien manifestó que no habría sido calificada de esta forma, aun cuando había realizado cuarentena preventiva.

Sobre sus acciones legales y administrativas, el parlamentario de la comisión de Salud aseguró que “existen dos temas que son importantes zanjar para que la autoridad pueda continuar con la lucha contra el COVID-19 sin perder la fe pública. Por un lado, corresponde que la Fiscalía inicie una investigación porque no podemos olvidar que acá existió un servidor público a quien se le vulneraron sus derechos como paciente”.

En segundo lugar, me parece que la polémica por los contactos estrechos ha llegado muy lejos y esto perjudica muchísimo la gestión del nuevo ministro de Salud porque sin duda quita credibilidad cuando él no tiene ninguna responsabilidad en las decisiones tomadas por el exministro Mañalich. Por lo anterior, es que pedí al Ministerio que establezca un lineamiento claro, de tal manera que no quede al arbitrio de las autoridades, determinar cuándo cumplir una cuarentena o cuando se está frente a un contacto estrecho”, finalizó Celis.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí