El subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga, reconoció que el acuerdo de arriendo de un recinto propiedad del exjefe de Atención Primaria del Ministerio de Salud “sí es un delito y por eso hice la denuncia en la Fiscalía“.

El cuestionado subsecretario reiteró esta mañana en La Moneda que, “tal como ya lo he mencionado anteriormente, nosotros dictamos un sumario hace ya más de 20 días atrás y ese sumario fue tomado por la Contraloría General de la República“, añadiendo que “al mismo tiempo nosotros hicimos una denuncia en la Fiscalía y es la Fiscalía la que en estos momentos está investigando y es ella la que debe determinar si corresponde a un delito“.

Sin embargo, en conversación con Radio Biobío previo a la entrega del balance del Minsal este viernes, Zúñiga señaló que el caso se encuentra actualmente en la Fiscalía, porque “creo que hay delito”, afirmando esta vez claramente que el responsable de esta posible corrupción es el exjefe de la División de Atención Primaria que es Orlando Durán”.

La propia autoridad ya había señalado con anterioridad que “cuando nos enteramos de esta información, iniciamos un sumario el 29 de mayo. Yo mismo lo instruí para aclararlo con la verdad. Al mismo tiempo, instruí que no se hiciera ningún pago hasta que esto se aclare y que cada nueva persona que necesite una residencia, no sea en esta, para poder transparentar la situación y evitar cualquier duda en cuanto a la probidad de mi gestión”.

Zúñiga ha debido responder diversos cuestionamientos parlamentarios y de la prensa luego que una información periodística señalara que el subsecretario firmó la orden de compra del acuerdo con Hotel Clínico SPA, por $205 millones, para utilizar 40 habitaciones como Residencias Sanitarias. Ducho recinto pertenece a Orlando Andrés Durán Ponce, exdirector de la División de Atención Primaria del Ministerio, quien estaba a cargo precisamente de la coordinación de las residencias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí