La bancada de diputados del PPD está en un 100% abierta a la posibilidad del retiro de una parte de los ahorros previsionales que están en las AFPs, para ir en apoyo de las familias vulnerables y sobre todo de la clase media, a raíz de la crisis económica producto del COVID-19.

El Gobierno de Sebastián Piñera ha sido incapaz de entregar la ayuda económica necesaria que se requiere para enfrentar este tiempo de crisis. Por eso es inevitable abrirnos a la posibilidad del retiro de una parte de los ahorros previsionales, que son recursos de los trabajadores, y que tienen todo el derecho de poder usar de forma excepcional”, criticó el jefe de bancada, Raúl Soto.

El parlamentario recordó que en marzo presentó un proyecto de ley junto a las diputadas Carolina Marzán y Loreto Carvajal, que permite el retiro del 10% de los ahorros previsionales, y prohíbe a las AFP el traspaso de pérdidas en los fondos a los cotizantes.

Existen varias propuestas sobre la mesa que hay que evaluar, por lo que pedimos que se genere algún tipo de consenso político, ojalá transversal, en torno a esta idea”, expuso.

Asimismo, señaló que “este retiro de ahorros previsionales no puede significar un menoscabo en la pensión de las personas. Debe estar acompañado de algún tipo de resguardo o garantía estatal que permita reintegrar esos montos, para garantizar que al momento de jubilar van a tener un mínimo de pensión aquellas personas”.

Por su parte, la diputada Carolina Marzán indicó que “si para el gobierno es concebible que trabajadores recurran al fondo de cesantía, también lo debiera ser recurrir a fondos de pensiones como una vía legítima de liquidez, con un plazo de devolución con cargo al Estado variable de conformidad a cuanto falte para jubilar. Estamos ante una situación inédita que nos emplaza a adaptar todos los mecanismos disponibles para superar esta crisis“.

Es hora de que conversemos de manera seria la posibilidad de retirar el 10% de los fondos de ahorros de pensiones, y dejar de banalizar el debate al decir que la consecuencia de esto puede ser peor de lo que muchas familias ya viven y sufren. Hoy están pasando hambre“, manifestó.

En tanto, el diputado y miembro de la Comisión de Trabajo, Tucapel Jiménez, sostuvo que “cuesta entender por qué el Gobierno se rehúsa a que las personas utilicen las platas de sus fondos previsionales, y no existe esa misma preocupación por el uso de sus platas del seguro de cesantía. Claramente existe la desconfianza de que se quiere cuidar a la industria porque no hay otra explicación”.

“El Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) no va a llegar a la clase media, y una persona que tiene una urgencia económica tan grande hoy día, menos que nunca va a estar pensando en su futuro. Tenemos que buscar una fórmula para que pueda sacar un porcentaje del ahorro previsional, y que el Estado se lo devuelva el día que se jubile. Hoy se hace completamente necesario que el Gobierno acceda a esta petición ciudadana”, señaló.

Por último, el vicepresidente de la Cámara, Rodrigo González, explicó que “no cabe duda que la clase media no es beneficiaria de ninguna de las ayudas que ha dado el Gobierno, y hoy día especialmente son personas que viven a honorarios, pequeños y medianos empresarios que han quedado sin ayuda, que necesitan recurrir a recursos nuevos que les permitan soportar la pandemia, sobrevivir y sacar adelante sus trabajos y empresas, y continuar aportando al país. Por eso que el retiro de un porcentaje razonable de los fondos de las AFP, por una sola vez, que sea devuelto por el Estado al momento de la jubilación, es hoy día indispensable”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí