La Fiscalía Local de Cochrane solicitó diligencias al Labocar de Carabineros y a personal de la Tenencia de Villa O’Higgins, con el objetivo de esclarecer las circunstancias de un confuso incidente ocurrido en la noche del sábado 4 de julio, el cual involucró en esta última localidad a efectivos de una patrulla del Ejército y a civiles, que terminó con dos de estos últimos con heridas de perdigón y bala, y funcionarios militares lesionados

Los civiles implicados heridos fueron identificados como MIVS, de 20 años, quien sufrió una herida de bala con entrada en la región toráxica anterior izquierdo y salida por la región lumbar derecha. El individuo se encuentra grave, por lo que fue trasladado vía aérea a la capital regional alrededor de las 07:00 AM del domingo, siendo internado en el Hospital Regional de Coyhaique, donde permanece internado fuera de peligro vital. El otro individuo, HST, de 40 años, con antecedentes penales, presentó una lesión en el brazo derecho producto del impacto de un perdigón de escopeta, herida de carácter menos grave.

En relación al personal del Ejército, uno de los efectivos presentó lesiones visibles, con golpes en el rostro, cabeza, ceja y oreja, mientras otros dos soldados registraron golpes múltiples en sus cuerpos.

De acuerdo a las primeras informaciones, la patrulla militar habría procedido a realizar un control a dos personas que se encontraban infringiendo el toque de queda y bebiendo alcohol, momento en el cual los efectivos militares habría sido agredida por un grupo de 7 a 8 personas, con golpes de puño, pies y botellas.

Ante la situación el jefe del pelotón ordenó a uno de los efectivos realizar un disparo de advertencia al piso con la escopeta antidisturbios, lo cual no disminuyó la agresión, efectuándose un segundo disparo de escopeta que impacta en la mano de HTS.

Esto último habría incrementado la hostilidad de los atacantes, quienes habrían intentado sustraer la escopeta en cuestión. Ante ello el jefe de la patrulla efectuó un disparo de pistola al aire y posteriormente, al no cesar la agresión, procedió a hacer un disparo de pistola al cuerpo de un agresor, impactando en el abdomen de MIVS.

Investigación de Fiscalía

De acuerdo a los señalado por Fiscalía y según los primeros antecedentes aportados por Carabineros a esta institución, “la situación ocurrió en el marco de un control de toque de queda en dicha localidad en el que funcionarios del Ejército y dos civiles resultaron lesionados, estos dos últimos con heridas de perdigón y bala”. 

Según indicó Fiscalía, los dos civiles heridos fueron inicialmente trasladados a la posta local, desde donde uno de ellos sería trasladado de urgencia hasta el Hospital Regional de Coyhaique, debido a la gravedad de sus lesiones.

“Hasta el desarrollo de este comunicado, el Fiscal Regional, Carlos Palma, efectuaba gestiones para desplazarse hasta la zona en un helicóptero de Carabineros. Al lugar, se dirige la fiscal adjunta de Cochrane, Lorena Barudi, a fin de conocer de forma personal los antecedentes de esta investigación”, acotó la institución judicial, añadiendo que “la Fiscalía solicitó diligencias investigativas a Carabineros, para determinar de forma precisa la dinámica de los hechos, como parte del principio de objetividad que rige el actuar del Ministerio Público en cada una de las investigaciones que efectúa”.

Versión del Ejército

Por su parte, a través de comunicado emitido desde la oficina de Comunicaciones y Relaciones Públicas de la IV División del Ejército, se precisa que el hecho ocurrió a las 23.30 horas del sábado 4, cuando “una patrulla militar integrada por cuatro efectivos controló a dos personas que se encontraban en la vía pública ingiriendo alcohol, quienes se negaron al control y procedieron a agredir al personal militar, agresión a la que se sumaron violentamente otras siete personas intentando éstas, además, el robo del armamento militar”.

Se añade en el escrito que “producto de lo anterior, y considerando el empleo de las reglas del uso de la fuerza, ante las violentas agresiones sufridas e intento de robo del armamento de servicio, los integrantes de la patrulla hicieron uso de sus armas, resultando dos civiles heridos”.

null

null

Madre del joven herido grave: “le dispararon a matar”

En tanto, el medio local “El Divisadero” conversó con la madre del joven herido grave en el confuso incidente, quien aseguró que los civiles estaban compartiendo en un recinto privado y que el Ejército los atacó, provocando heridas de gravedad a su hijo, a quien “le dispararon a matar”.

“Lo que sé es que a mi hijo le dispararon con un arma de fuego y fue a matar, porque no fue ni siquiera para asustarlo. Aunque mi hijo hubiese andado en la calle le hubiesen disparado al aire, lo asustan, pero esto fue a matar”, comentó la mujer al diario de Coyhaique.

Sin embargo, a continuación relató que “mi hijo tiene la herida en la parte superior de la costilla del lado izquierdo con salida de proyectil. Yo la información que tengo por terceras personas es que ellos estaban en un recinto privado, creo que ahí llegaron los militares y empezaron los empujones entre civiles y militares. Pero los que andaban armados eran los militares y dispararon, lo que me explicaron que los primeros disparos fueron al cuerpo, siempre al cuerpo, nunca dispararon como para asustar”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí