El presidente de Brasil Jair Bolsonaro dio finalmente positivo por el covid-19 este martes. Ello, luego de someterse a un examen PCR de rigor ayer lunes después de mostrar síntomas de la enfermedad. Según los interlocutores, el presidente tenía fiebre de 38ºC, tos y malestar general, pero, en general, su estado de salud era bueno. El propio Bolsonaro dijo que la fiebre había disminuido y que estaba “muy bien”.

Ayer lunes por la noche, antes de tomarse el PCR, Bolsonaro apareció para conversar con los partidarios en la entrada del Palacio de Alvorada y comentó que, además del examen de covid-19, se había realizado una resonancia magnética de los pulmones. Los procedimientos se realizaron en el Hospital de las Fuerzas Armadas (HFA) y en la residencia oficial.

Vine del hospital ahora, hice un chequeo pulmonar, el pulmón está limpio, ¿de acuerdo? Voy a tomar el examen covid ahora, pero todo está bien ”, dijo el presidente. También afirmó que ya estaba siendo tratado con hidroxicloroquina, a pesar de que esta no es la recomendación del Ministerio de Salud para pacientes cuyo diagnóstico aún no se ha confirmado.

Bolsonaro, que llevaba una máscara, evitó acercarse, pero dijo que “todo está bien”. “No puedes acercarte demasiado, no. Recomendación (para) todos”, dijo, pese a que durante los meses previos ignoró abiertamente su propia recomendación.

El presidente puede considerarse un miembro del grupo de personas que tienen un mayor riesgo de desarrollar una forma grave de la enfermedad, ya que tiene 65 años. Varios miembros de su equipo han contraído el nuevo coronavirus desde que comenzó la pandemia.

A pesar de esto, Bolsonaro ha negado los peligros de la enfermedad y ya ha reducido el covid-19 a un “resfriado” y un “agarre frío“. También se resiste a mantener la distancia social y tiende a acercarse a las personas cuando aparece en público, ya sea participando en manifestaciones públicas en apoyo de él o caminando por Brasilia los fines de semana.

A principios de junio, el presidente insinuó que probablemente ya se habría infectado con el nuevo coronavirus, pero que, para ese momento, no tenía síntomas. ” Ya he detectado este virus 20 veces, tal vez, o el virus no quiere hablar conmigo. Es una realidad. (…) Lo hará, y la gran mayoría ni siquiera sabrá que lo hizo. Quizás sea mi caso. Asintomático”, comentó

El viernes pasado, por ejemplo, Bolsonaro celebró una reunión y almorzó con un grupo de 10 empresarios, incluido el presidente de la Federación de Industrias del Estado de São Paulo (Fiesp), Paulo Skaf, en el Palácio da Alvorada. En ningún momento él o los invitados usaron máscaras, ni respetaron un límite mínimo de distancia social.

Lo mismo sucedió al día siguiente, el sábado 4, cuando Bolsonaro y otros miembros del gobierno federal ignoraron los medios de protección y recomendaciones de salud durante un almuerzo en la casa del embajador de los Estados Unidos en Brasilia, Todd Chapman, para celebrar los 244 años de independencia estadounidense.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí