El Gobierno y el oficialismo sufrieron un duro revés en sus pretensiones de impedir que se aprobara la idea de legislar sobre el retiro de un 10% de los fondos de las AFPs, ya que fue ratificada la iniciativa por una mayoría impensable y ahora pasará a la Comisión de Constitución de la Cámara.

Luego de un intenso debate que se prolongó por 10 horas, la sala de la corporación aprobó en general por 95 votos a favor, 25 en contra y 31 abstenciones la reforma constitucional.

Hay que consignar que el proyecto fue respaldado por varios diputados de Chile Vamos, por lo que la idea del Ejecutivo de lograr revertir la situación se fue al suelo.

Los diputados del oficialismo que apoyaron la iniciativa fueron los RN Andrés Celis, Eduardo Durán, Ramón Galleguillos, Aracely Leuquén, Miguel Mellado, Erika Olivera, Pablo Prieto, Hugo Rey y Leonidas Romero.

A su vez, en la UDI los sufragios favorables vinieron de la mano de los parlamentarios Virginia Troncoso, Cristián Moreira y Pedro Álvarez-Salamanca.

Hay que consignar que desde el Gobierno se realizaron extensas e intensas reuniones con los diputados oficialista, las cuales comenzaron ayer martes y que continuaron este miércoles incluso en salones paralelos a la Sala en Valparaíso, lo cual fue criticado por algunos parlamentarios de oposición que rechazaron el encuentro sin mantener las medidas sanitarias en la crisis de salud que nos encontramos al no haber distanciamiento social en la reunión.

También señalar que las tratativas habrían dado sus frutos, puesto que apareció una minuta que había logrado retractar la posición de los parlamentarios de la derecha y haber alcanzado un consenso para poder poneros en línea y asegurar el rechazo a la idea de la oposición.

Sin embargo, la votación de hoy demostró lo equivocado que estaba el Ejecutivo, debido a que quedó demostrado que la alineación no fue tal y se hizo eco de la demanda ciudadana que busca una solución a la crisis económica que los afecta durante este periodo de pandemia del CORONAVIRUS.

Reacciones

El presidente del PPD, Heraldo Muñoz, dijo que “la gente está desesperada y necesita respuestas a su angustia. Esta votación es un reflejo de esa demanda por soluciones, y es una dura derrota política del Gobierno”.

Faltan muchos pasos aún para materializar un eventual retiro parcial de fondos. Lo más concreto es impulsar transferencias directas de fondos a la gente más vulnerable y la clase media; es decir, un IFE de emergencia 3.0, y q se transfieran eficientemente las platas pendientes del IFE 2.0. Además, se puede establecer un fondo colectivo con los rezagos y herencias no asignadas en las AFP q sean distribuidas con criterios de solidaridad a los afiliados de clase media, especialmente mujeres”, explicó.

A su vez, la diputada Cristina Girardi (PPD), dijo que “es un gran, gran paso para empezar a abordar de verdad los problemas que tenemos con la seguridad social de nuestro país”.

Indicó que “esta estructura de seguridad social que finalmente desangra a los seres humanos, los chupa, les succiona la vida y creo que parte de esa vida está volviendo al torrente sanguíneo donde tiene que estar”.

Asimismo, señaló que espera que este sea un paso para que sea un cambio en el sistema de pensiones que actualmente rige al país.

El diputado PPD, Raúl Soto, expresó valorar el resultado en sala, ya que “el Gobierno ha actuado como un verdadero lobista de las AFPs para defender sus intereses e intentar echar por tierra este proyecto de reforma constitucional que lo que hace es hacer justicia y rompe el paradigma de las AFPs nefastas que nos dejó José Piñera en los años 80 para devolverle a los chilenos lo que les pertenece”.

El presidente del Colegio de Profesores, Mario Aguilar, en tanto, también valoró la aprobación del proyecto, indicando que se alegraba de la votación lograda a pesar de la “votación asquerosa que hizo el Gobierno sobre los parlamentarios, el chantaje que hizo el Gobierno sobre los parlamentarios”.

A pesar de su alegría por el resultado que tuvo la iniciativa, Aguilar explicó que su idea es terminar con las Administradoras de Fondos de Pensiones, porque es una “verdadera estafa, porque nos prometieron el 100% de renta cuando jubiláramos y que hoy nos entrega pensiones miserables”.

Asimismo, llamó a la ciudadanía a presionar a los senadores para que “legislen a favor de los trabajadores y trabajadores, a favor de la gente y no a favor los intereses económicos”.

Visiones dantescas

Sin embargo, ante la algarabía en la oposición, en el oficialismo reinó la desazón por la derrota en la Cámara y fue el diputado UDI, Juan Antonio Coloma, quien señaló que “si quieren apoyar a la clase media, apoyémosla con la plata del Estado, pero no hipotequemos sus futuras pensiones”.

Otro que reacción desfavorablemente fue el Evópoli, Andrés Molina, quien precisó que “quiero hacer un llamado a mi sector político. Aquí el populismo reina, las personas no saben bien las consecuencias que esto va a tener”.

Asimismo, el sempiterno diputado UDI, Patricio Melero, precisó que “soy diputado justamente de la clase media de Chile y por la más completa convicción de que esto los perjudica”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí