La tienda con más 200 años, que ha vestido a los más destacados hombres se acogió a la ley de quiebras de EE.UU. Mientras tanto los ejecutivos buscan un comprador.

Complicados y evaluando todas las opciones se encuentran hoy los ejecutivos a cargo de liderar la tradicional tienda de vestimenta masculina Brooks Brother. Y es que la crisis económica producto del coronavirus ha golpeado a muchos, convirtiéndose en la gota que rebalsó el vaso, tal como fue en el caso de Neiman Marcus y Bergdorf Goodman, ambas cadenas de vestuarios de ropa de lujo.  

La empresa que se hizo conocida por vestir a 40 de los 45 presidentes que ha tenido Estados Unidos, sobrevivir todas las crisis económicas y adaptarse a los cambios de mercado, por primera vez se ve en una situación tan compleja en la que la decisión final fue acogerse al capítulo 11, mientras se busca a algún interesado en comprar la tienda.

Hoy están en proceso de cierre del 20% de sus tiendas que en total son 250 y según los que se puede leer en la declaración de quiebra, se han asegurado 75 millones de dólares para seguir financiando sus operaciones. Desde la empresa indica que aunque la búsqueda de un comprador ha sido difícil, tienen la esperanza de “completar el proceso de venta en unos meses”. 

“Los vientos en contra de la industria solo se intensificaron por la pandemia”  dijo Claudio Del Vecchio, dueño de la tienda, quien la compró en 2001 a la multinacional de origen británico Marks & Spencer por 225 USD millones. 

Del  Vecchio, heredero del imperio que fabrica la mayor cantidad de marcas de anteojos Luxottica, fue el que ayudó a la marca a producir prendas más allá del estilo formal por el cual es conocida, incluyendo telas como el polar y apuntando a un público más joven. 

Brooks & Brothers era una de las pocas marcas grandes que fabricaba sus prendas y realizaba sus procesos manufactureros en Estados Unidos, mientra otros competidores han aprovechado de producir en países en desarrollo donde la mano de obra es más barata.

La pandemia le pegó duro a esta tienda en que su principal oferta es ropa para el trabajo, teniendo en cuenta que mientras las personas realizan el teletrabajo optan por una vestimenta más cómoda. De acuerdo a estadísticas de Global Data Retail, las compras de ropa masculina cayeron en un 74% entre abril y junio. 

“Aunque la pandemia ha erosionado severamente las perspectivas del negocio, Brooks Brothers ha sufrido durante mucho tiempo la incapacidad de adaptarse decisivamente a las tendencias cambiantes” dijo Niel Saunders, director de Global Data, y añadió que “Cuando se trata de gustos y estilo, Brooks Brothers ha estado nadando contra la corriente”. 

¿PERO, Y EN CHILE?

A nivel nacional, hay 6 tiendas además y también diversas multitiendas ofrecen sus prendas, sobre la continuidad de los productos, su brand manager a nivel local aseguró al suplemento económico Pulso que las operaciones de la tienda seguirán  “tal cual y la marca seguirá estando presente como lo ha hecho en los últimos 14 años”.

“Que Brooks Brothers se acoja al Chapter 11, significa que podrá reestructurar la empresa según los requerimientos y necesidades actuales del mercado, del consumo y de los clientes. Esta figura legal le permite reorganizar y renegociar con sus acreedores, logrando así el cierre de tiendas no rentables en USA y quedarse sólo con las que son el músculo del negocio (y no la grasa)” añadió Bebin sobre la medida legal tomada en el extranjero. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí