Este martes, la Comisión de Defensa del Senado analizará la anunciada disminución de la participación de Chile en operaciones de paz en el mundo. Es así que, de acuerdo a lo anticipado por el Ministerio de Defensa Nacional, se pondría en pausa la intervención de nuestro país en las misiones en la frontera entre India y Pakistán, y en Chipre.

Esta sesión continúa los pasos de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara Alta, efectuada el pasado 3 de julio, donde parlamentarios de oposición mostraron su preocupación acerca de que estas medidas, junto al anuncio anterior de cierre de embajadas, justificado en razones económicas a causa de la pandemia de coronavirus, esté marcando una tendencia de repliegue de la política exterior de Chile.

Sesión de la Comisión de Defensa

Durante la reunión de la Comisión de Defensa, efectuada el viernes 3 de julio, el ministro de Defensa, Alberto Espina, recordó que entre las áreas de los cinco pilares de las Fuerzas Armadas están la defensa de la soberanía y territorio nacional; el resguardo de intereses territoriales chilenos; y la participación de Chile en misiones de paz.

En este contexto, señaló que “no ha cambiado la política de defensa, sobre cómo participa Chile y porque es bueno para nuestro país y para el mundo”.

Sin embargo, reconoció que a causa de la pandemia se ha debido hacer una revisión especial, que incluye información de otros países que están realizando la misma evaluación.

Al respecto, detalló a los parlamentarios las diferentes participaciones de nuestro país en Bosnia, Medio Oriente, frontera Indo-Pakistaní, Chipre, Colombia y Estado Mayor Fuerza de Paz “Cruz del Sur” Chile-Argentina, explicando que las que se ponen en pausa o tendrán menos estamento, responde a una estrategia para enfatizar esfuerzos en otros lugares, además de responder a las necesidades de racionalización de recursos.

En este contexto, dijo que se cierra la misión de India-Pakistán, “e India ha procurado que esta misión cese”, además procuraron cuidar al contingente de contagio de Covid 19, “pues si era así no había acceso a tratamiento, por el tipo de terreno”.

La suspensión de la participación nacional entrará en vigor el 8 de enero de 2021.

Respecto de Chipre, la misión estaba integrada por Chile y Argentina, como parte de medidas de confianza mutua desde principios de siglo, a integrarse para entrenamiento a un batallón argentino, aspectos que ya estarían reforzados entre ambos países, se reconoció.  

En este caso, se suspenderá la participación chilena en la Fuerza de Tarea Argentina desde este mismo año. El personal nacional en la zona se encuentra cuarentenado y se determinó que no tiene sentido enviar reemplazos en el mes de agosto para estar en la misma situación, decidiéndose concentrar el esfuerzo en Europa a través de la misión en Bosnia-Herzegovina, situación que sería reevaluada en el primer semestre del próximo año.

En esta última misión, y considerando la situación actual, la decisión será reducir temporalmente la presencia, cerrando el puesto de observación y enlace (que ocupa la mayor parte del presupuesto), centrándose en mantener los 5 efectivos asignados al Cuartel General de la Misión Internacional en Sarajevo, considerado mucho más valioso en términos de interoperabilidad. Todo ello, a contar de febrero de 2021.

Con todo, desde Defensa manifestaron que “el compromiso de Chile con el multilateralismo y la corporación internacional se mantiene con el despliegue 2020-2021; las medidas adoptadas representan una respuesta a las necesidades de racionalización y priorización del gasto de recursos del Estado ante la grave situación económica (menor gasto en 2021 de USD 3,2 millones).

“También se hace cargo de la seguridad sanitaria de nuestras fuerzas en ciertas áreas, manteniendo una presencia y compromisos en las principales áreas de interés nacional. Esta reducción parcial y transitoria, será reevaluada una vez las circunstancias así lo permitan (…)”, recalcó.

Por contrapartida, los senadores de oposición presentes en al comisión cuestionaron las medidas de la política exterior, que -a juicio de la mayoría- van de la mano con el cierre de embajadas, lo que calificaron de un cambio en la política exterior de Chile, que estaría “en retracción”, tal como lo subrayó el senador PS José Miguel Insulza.

En tanto, los senadores PS Juan Pablo Letelier (presidente de la Comisión) y el DC Jorge Pizarro plantearon realizar un diálogo más profundo postpandemia, “más aún en el marco del debate del próximo presupuesto y considerando dónde se espera crecer y dónde no”.

Por ello, el presidente de la Comisión solicitó, nuevamente, a la Cancillería los estudios que dieron pie al cierre de las embajadas.

Ver el interés político del Estado

Al respecto, el académico de la Facultad de Artes Liberales de la Universidad Adolfo Ibáñez, Fernando Wilson, explica que “Chile tiene una presencia en misiones de paz en el extranjero que se extiende en algunos casos por varias décadas, lo cual siempre es bueno revisarlo y hacer un chequeo de su verdadero interés y cercanía respecto a la perspectiva chilena sobre el escenario internacional”.

Sin embargo, precisa que acabar con misiones “por motivos de economía, en forma permanente, no transitoria, es un poco más debatible. El argumento económico es entendible; las estrecheces del sistema financiero del Estado van a ser gigantescas en el corto plazo, pero quizás gastos comparativamente menores podrían ser mejor orientados o mejor revisados en circunstancias más tranquilas, respecto, vuelvo a reiterar, a las verdaderas orientaciones del sistema internacional y el interés nacional chilena”.

“Dicho en simple, es bueno revisarlas, pero quizás el motivo de las economías no sea el adecuado, sino el interés político del Estado“, concluye.

El debate

Luego de la exposición del ministro Espina, el senador Ricardo Lagos Weber sentenció, “siento que el costo es muy alto, desde el punto de vista de nuestra presencia afuera. Tendremos que tener mayor esfuerzo de cómo nos presentamos al mundo, porque no solamente cerramos embajadas que consideramos importante, sino que además tenemos que hacer frente a la forma en que hemos manejado la pandemia. ¿En qué lugares vamos a crecer, entonces?”.

Para el senador José Miguel Insulza, “esto no es casual, hay que mirar en contexto más general. Escazú, después salimos del tema migratorio, también íbamos a examinar el cierre de las embajadas (…) Creo que hay una retracción de la política exterior; las explicaciones son bastante banales”.

Al respecto, el Ministro Espina señaló de manera “clara y categórica que no nos estamos retirando de ningún lugar que tenga relevancia para las misiones de paz (…) Hace más de un año estamos preparando esto y nuestra prioridad es ver en qué otros lugares somos útiles. Estamos racionalizando para buscar mejores lugares de nuestras misiones”.

El senador Letelier replicó los dichos y recordó que “en India estamos por las Naciones Unidas (…)”; además preguntó sobre las reales definiciones de la cartera, porque “entiendo que estas cosas antes se conversaban, se abordaban (…)”.

El Ministro de Relaciones Exteriores, Teodoro Ribera manifestó que “hay temas que parece que no estamos considerando y la profunda crisis que golpea a todos los países, los recursos son escasos y tenemos que hacer ajustes, ya sea porque hay otras orientaciones o porque los recursos no existen y en el caso de las misiones de paz es el Estado Mayor conjunto el que tiene presupuesto limitado”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí