Nació en el norte de China seis meses antes del fin de la Segunda Guerra Mundial y creció en Tokio, donde estudió arquitectura en la Universidad de Mujeres de Japón. No obstante, a pesar de su especialidad, decidió trabajar en Nissan porque pensó que “no sería una mala idea experimentar un mundo diferente antes de convertirse en arquitecta”. De esta forma se convirtió en la primera mujer diseñadora de la industria automotriz nipona.

Esto fue en 1967, un momento en que la participación activa de las mujeres en todas las áreas de la sociedad aún no se había arraigado en Japón. Shimada recuerda: “No había una sola diseñadora en ninguno de los fabricantes de automóviles del país en ese momento, pero Nissan reconoció antes que otras compañías automotrices que era necesario obtener el aporte de una mujer en el diseño de los automóviles”. Esto en un momento en que los autos eran un símbolo de la reconstrucción de post guerra por el alto crecimiento económico nipón, así como un objeto de deseo entre las personas.

La mayoría de sus compañeros de trabajo, alrededor de 50 diseñadores, además de ingenieros y colegas de otros departamentos, eran hombres que conocían muy bien la industria. Pero Shimada tenía fortalezas únicas, no visualizaba los automóviles como una máquina de transporte, sino como un “espacio vital” que tenía una función de movilidad no sólo para un conductor, sino para toda una familia; de esta forma, habló por primera vez de lo importante que era diseñar espacios confortables para todos los pasajeros. También pensaba que eran un espacio donde los propios usuarios podían expresar sus identidades y estilos de vida, ampliando el concepto del diseño exterior.

“Para mí, la esencia de Nissan es la voluntad de asumir desafíos. Así es como fomenta el pensamiento libre y puede construir autos con visión de futuro que responden a las necesidades de una nueva era”.

Kyoko Shimada fue asignada para trabajar en colores y diseños de interiores para turismo. Tratando de inspirarse, buscó en las grandes tiendas para hacerse una idea de los colores que estaban de moda, tanto en la ropa de hombres como de mujeres. Además, visitó varios lugares como edificios pequeños y fábricas de muebles sofisticados. Así es como propuso azules, marrones y blancos elegantes, en un momento en que los exteriores de los vehículos de lujo oficiales eran todos negros, estereotipos que nadie antes se había atrevido a cuestionar.

Recordando ese momento comentó: “A menudo escucho a la gente decir que no se puede porque no hay precedente. Pero no tener precedentes no puede ser una excusa para no hacer algo diferente. Si no hay precedente, ¿por qué no hacer uno? Cuando uno se atreve los demás lo seguirán de forma natural”.

Ella siente que esta forma de visualizar las cosas pudo ser influenciada por su formación en el campo creativo de la arquitectura, así como por sus propias experiencias en Nissan. Pero eso no es todo. “Desde que era una niña nunca estuve obsesionada con ganar competencias. En cambio, siempre pensé que crearía algo completamente nuevo, incluso estando consciente del papel que se esperaba de mí “, confesó.

Después de siete años en Nissan, buscaba la forma de “involucrarse en el desarrollo de automóviles desde una perspectiva más amplia”, así logró ser transferida a la División de Diseño y Desarrollo. Para ella, que no tenía experiencia en esta área, fue un cambio importante que equivalía a comenzar desde cero. Pero fue realmente desafiante y logró idear nuevos productos basados ​​en los resultados de la investigación de mercado.

Había una cosa en particular que había notado mientras veía pasar generaciones de productos Nissan como parte de su trabajo. Los logotipos e insignias eran todos diferentes de un modelo a otro, también los colores y tipografías de los letreros de los distribuidores, y los folletos de productos. Así, ella comenzó a preguntarse: “¿Cuál es la identidad de Nissan? Y pensó en que era momento de crear una estrategia de marca global para una nueva era de la compañía.

En 1980 viajó al extranjero para aprender más sobre este tema. Un año después lideró un equipo que trabajaría en la identidad corporativa y cuyo objetivo era crear un plan y un manual para promoverla dentro de la organización en sólo dos años. Luego, Shimada fue transferida al Departamento de Comunicaciones para continuar trabajando en el despliegue global y ejecución de la identidad corporativa construida. Y en 1984, lideró el desarrollo de la identidad visual, que debía ser difundida en todo el mundo. En este contexto se convirtió en la primera gerente femenina de Nissan.

En 1988, también como gerente, se hizo cargo del Departamento de Planificación de Negocios y lideró la renovación de las salas de exhibición de distribuidores en todo el país. Esto marcó un cambio importante en el estilo de venta tradicional de puerta a puerta, a una nueva forma basada en salas de exposición. “Los concesionarios convencionales que vendían vehículos visitando las casas de potenciales clientes, sólo mostraban autos y, como tales, estaban lejos de generar un ambiente acogedor para lograr la venta. Pensé que los concesionarios deberían transformarse para acomodar las necesidades de los usuarios en un contexto familiar y dar la bienvenida a las mujeres conductoras, cuyo número aumentó considerablemente desde principios de los años ochenta. Mis ideas se tradujeron en el establecimiento de espacios casuales parecidos a cafés y áreas de juego para niños, así como la renovación de baños en espacios limpios y cómodos. La sabiduría femenina y la perspectiva de un diseñador me ayudaron mucho “.

En 1991, Shimada quedó a cargo de las actividades de ciudadanía corporativa. En aquel entonces, pocas empresas en Japón consideraban que dichos programas sociales eran acciones valiosas y  Nissan fue el líder entre los fabricantes de automóviles en este campo. Algunos argumentaron la necesidad de tales programas porque la economía japonesa se enfrentaba a dificultades extremas y el entorno empresarial era bastante desalentador, pero Yutaka Kume, presidente de Nissan en ese momento, creía firmemente que las acciones de responsabilidad social estaban íntimamente relacionadas con la razón de ser de una empresa. Así, bajo su liderazgo, se creó un departamento en Nissan que se dedicaría a esta labor y Shimada se encargó de ello para garantizar su éxito.

Desarrolló un curso de acción y adoptó criterios para elegir un área de actividades y grupos para apoyar. De esta forma, creó el Programa de Becas de Aprendizaje Nissan, a través del cual la compañía recluta y selecciona estudiantes para trabajar en sus diversos departamentos y les proporciona becas acordes con sus actividades de pasantía. “Este programa se lanzó en 1998 con la esperanza de brindar a los jóvenes la oportunidad de participar en el trabajo intelectual de la compañía”.

Entre otros ejemplos del trabajo de Shimada y la expansión de iniciativas corporativas, ella promovió llevar diversas ideas de la sociedad a la empresa y alentó varias actividades de voluntariado entre los empleados.

En el año 2003, cuando el concepto de RSE aún no era ampliamente reconocido en Japón, Carlos Ghosn le ordenó a Shimada que estableciera un equipo de proyecto para compilar y emitir un informe de sostenibilidad. Como líder del proyecto, creó el Grupo de Sostenibilidad dentro del Departamento de Relaciones Públicas y se convirtió en la base de las iniciativas de RSE de Nissan hasta la actualidad.

“De hecho, durante el proceso de compilación del informe, llegué a creer que la RSE podría ser un medio de gobierno corporativo. Veo la sostenibilidad como un concepto más amplio. La sostenibilidad puede ayudarnos a revisar y reevaluar todas las actividades corporativas desde el punto de vista de todos los interesados ​​y ayudarnos a alentar a los empleados a desarrollar una perspectiva social. La compilación del informe condujo a la identificación de puntos en común compartidos por la empresa y la sociedad, que pueden asegurar un crecimiento sostenible. Creo que un diálogo constante con la sociedad puede hacer de la empresa una organización que siempre está aprendiendo”.

Las palabras clave para las actividades de ciudadanía corporativa y las iniciativas de RSE a las que Shimada apuntó fueron “diversidad” y “organización de aprendizaje”. Conceptos que reflejan los tiempos actuales, que simbolizan a Nissan constantemente asumiendo nuevos desafíos, y que reflejan la personalidad de Kyoko Shimada: “Debido a que yo misma no tengo competencias particularmente altas, no puedo avanzar sin el apoyo de expertos a mi alrededor. Desde el momento en que me uní a Nissan hasta que me jubilé, seguí aprendiendo de los demás”.

“Gracias a mi experiencia en Nissan me di cuenta de que me gusta trabajar con personas. Cuando se juntan diferentes personalidades me enseñan cosas de las que no estaba al tanto y, a menudo, tengo ideas que no podría haber ideado por mi cuenta. También, me impresionan los diferentes pensamientos y sentimientos de los demás”.

Pasó 38 años en la empresa a la que se unió pensando que sólo sería un acuerdo temporal y se quedó hasta que alcanzó la edad de jubilación. “En muchas ocasiones me frustré. Pero ahora lo pienso y sé que gané más de lo que perdí. Por ejemplo, me dieron la oportunidad de integrarme porque pensaban que una mujer podría aportar un sentido y habilidades diferentes a los de un hombre. Ser un precedente fue una experiencia emocionante “.

Desde que se retiró de Nissan, Kyoko Shimada se ha mantenido activa asumiendo diversos cargos, como el de directora ejecutiva de la Universidad de Mujeres de Japón y directora representativa de la Fundación de Artes de Yokohama, que opera 13 instalaciones relacionadas con el arte. También ha ocupado varios cargos en la sociedad, como ser miembro del Consejo Central de Educación del Ministerio de Educación, presidenta del Comité de RSC de Keidanren y directora de una organización sin fines de lucro, entre otros.

Como pionera de la participación femenina no sólo dentro de Nissan, sino también en la sociedad japonesa, Kyoko Shimada continúa siendo muy activa y atrae la atención por su influencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí