Hasta 2027 es el plazo para remover todas la piezas existentes que hayan sido fabricadas por la empresa china acusa de espiar a países occidentales.

Esta mañana el Reino Unido anunció a través de su página web que desde el próximo enero de 2021 queda prohibida la compra de antenas de 5G con las empresa estatal china Huawei, es más, las empresas de telecomunicaciones tienen 7 años para remover todo tipo de equipos provenientes de la empresa con sede en Shenzhen. 

Esta decisión fue tomada luego de que el Comité Nacional de ciberseguridad (SNC) de Reino Unido, concluyera que el “riesgo” es muy alto en un proyecto tan crítico y caro de realizar. 

La medida marca un giro en 180º grados respecto de lo anunciado en enero por los británicos, que permitirían el uso de equipos Huawei con ciertas limitaciones, siendo estas que la empresa china no superará el 35% de la cuota de mercado, ni tampoco ubicar estas piezas en partes centrales de la red, ni situarlo en regiones geográficamente sensibles. 

“A medida que los hechos han cambiado, también ha cambiado nuestro enfoque” (…)Esta no ha sido una decisión fácil, pero es la correcta para las redes de telecomunicaciones del Reino Unido, para nuestra seguridad nacional y nuestra economía, tanto ahora como a largo plazo ” dijo Oliver Dowden, ministro de la cartera a cargo de Deportes, Cultura y temas digitales, como las telecomunicaciones. 

Los grandes críticos Huawei acusa de la compañía tiene vínculos estrechos con el gobierno autoritario de Xi Jinping y que le permite a Beijing espiar a países occidentales, incriminación que los ejecutivos de Huawei han negado rotundamente. 

La mayor parte de la persuasión internacional que ha recibido Reino Unido proviene desde EE.UU, quienes tienen a esta compañía en su lista negra desde mayo del 2016, desde que se prohibió hacer negocios con dicho fabricante, de hecho en mayo de este año, los americanos aumentaron las regulaciones hacia Huawei, estas consisten en que Huawei no podrá utilizar ningún tipo de tecnología patentada en EE.UU dentro de sus productos. 

El segundo grupo que presionó la implementación de estas medidas, corresponde a políticos del Partido Conservador del cual el primer ministro es miembro, a principios de año 38 diputados votaron en contra de un proyecto oficialista que buscaba reconsiderar las negociaciones con Huawei a partir de 2023. Los legisladores también creen que esta tecnología se usa para espiar a los ciudadanos. 

“Lamentablemente, nuestro futuro en el Reino Unido se ha politizado; esto se trata de la política comercial de los Estados Unidos y no de la seguridad. En los últimos 20 años, Huawei se ha centrado en construir un Reino Unido mejor conectado ” dijo un vocero de Huawei sobre la medida anunciada. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí