El ministro del Interior, Gonzalo Blumel, dijo que la violencia desatada durante la noche del martes y madrugada de este miércoles en distintos puntos de la capital quiere amedrentar el “proceso democrático” y evitar que el proyecto del retiro del 10% de los fondos de las AFPs sea aprobado en el Congreso.

Lo de anoche es delincuencia, pero no es únicamente delincuencia, es un intento de amedrentar y alterar nuestro proceso democrático”, aseveró el jefe de gabinete.

Al respecto, Blumel llamó a todos los sectores políticos a condenar lo ocurrido durante la noche, ya que de lo contrario se hacen “cómplices” de la violencia desatada.

Quiero hacer un llamado de atención, lo de anoche tiene que ser un punto de inflexión, quiero hacer un llamado a todos los sectores políticos, a todos los actores judiciales, a que rechacen y condenen estos hechos de violencia. Justificarlo, darle alguna razón o darle algún sentido, es simplemente hacerse cómplice de la violencia”, sostuvo tajante el titular del Interior.

En esa línea, precisó que no hay causa alguna que justifique los niveles de violencia o los métodos violentos, puesto que “estamos en democracia y esta violencia simplemente es incompatible con nuestra democracia”.

La autoridad explicó que lo ocurrido anoche fue producto de “grupos organizados de violentistas que estuvieron alterando el orden público en la ciudad, en medio de alteraciones que afectaron la tranquilidad, el orden público y la seguridad de todos los vecinos de la Región Metropolitana y eso no lo podemos permitir”.

En cuanto a los caceroleos masivos que se escucharon en distintos puntos de la capital, Blumel señaló que “las manifestaciones pacíficas están garantizadas en nuestra Constitución como un derecho fundamental de los ciudadanos y que tiene que realizarse de acuerdo a las circunstancias y de acuerdo a las normativas sanitarias que tenemos en este momento y eso bajo ningún punto de visto como Gobierno lo vamos a cuestionar”.

El secretario de Estado insistió en que “esa violencia busca amedrentar a los legisladores en su votación de hoy. Yo llamo a no permitir esto, a no permitir este intento de secuestro de nuestro proceso deliberativo democrático finalmente termine afectando las decisiones que se toman en el Parlamento”.

Detenidos, barricadas y saqueos

La violenta jornada nocturna dejó como resultado 61 personas detenidas a nivel nacional siendo 54 de ellos en la Región Metropolitana por diversos delitos.

A partir de las 21:00 horas se produjo un caceroleo masivo en varios puntos del país como una forma de rechazar la ayuda gubernamental a la clase media y evitar que el proyecto que permite el retiro del 10% de los ahorros previsionales.

Posteriormente, se produjeron 28 barricadas, 13 saqueos y ataques a cuarteles de Carabineros, como también un atentado a una automotora y quema de varios buses del transporte público.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí