En la antesala de la emblemática votación en la Cámara de Diputados del proyecto que permite retirar el 10% de los fondos de pensiones de las AFP, la vocera de Gobierno Karla Rubilar hizo un llamado para que los parlamentarios voten “por convicción” e indicó que los hechos acontecidos durante la noche y madrugada del martes no es una casualidad, sino más bien “una manera de decir si el gobierno no vota como queremos vamos a tener una escalada de violencia”.

Desde anoche y durante esta mañana, la titular de Segegob ha tenido una intensa agenda explicando por una parte los detalles del anuncio presidencial de ayer sobre el proyecto de apoyo a la Clase Media y, en especial, el anticipo de lo que será la jornada des este miércoles en la Cámara Baja.

Así, en conversación con Radio Universo, Rubilar reconoció la alta aprobación que tiene el proyecto del retiro del 10%, pero recalcó que la propuesta del Gobierno “es mejor para la ciudadanía”.

Por ello, insistió en el llamado a los parlamentarios a decidir con “convicción y no por miedo” tras las protestas registradas anoche, o porque rechazar la iniciativa resulta impopular.

En ese sentido, subrayó que el Gobierno no valida ningún tipo de presión para votar de determinada forma y rechazan la violencia, expresando su preocupación por la intolerancia.

En tanto, en Canal 13, criticó la idea que se está “instalando” sobre que si no se aprueba el proyecto de retiro de 10% de las AFP, pueden desarrollarse hechos de violencia como protesta.

En relación a los actos de anoche, declaró que “no puedo negar que nos preocupan, y lo dijo el ministro del Interior, los hechos de violencia vistos anoche, esos hechos de violencia son anoche, (son) porque hay una votación“.

De esta forma, insistió que “hay una clara correlación con decir si termina hoy el Congreso Nacional votando de una manera que no le guste a esas personas que ayer se salieron a cometer delitos, acciones violentas, finalmente lo que se está instalando es que si el Congreso vota de una manera que a ciertas personas no les gusta, eso puede terminar en hechos de violencia“.

Añadió también que “lo que hoy se vota es un proyecto que tiene alta aprobación pública (…) probablemente tiene altos costos para los que creemos que no es un buen proyecto, por la ciudadanía está a favor del proyecto, ocho de cada diez personas probablemente (lo apoya)”, precisando que que “tenemos llamados de los parlamentarios a decir que si no se vota como ellos creen, entonces debiera haber un estallido social 2.0. Ese estallido social a los que más daña es a los que menos tienen”.

En esa línea, la ministra consideró que “existe una gran presión sobre los parlamentarios para que sigan en la misma posición, una presión que se ha visto en el último tiempo que cae en la intolerancia, que cae en el odio y que a mí me preocupa profundamente. Aquí todos aquellos que han defendido que nuestro proyecto es mejor, han sido víctimas de ataques bastantes destemplados, lo que vimos anoche va en la misma línea”, recalcando que “por eso tan importante parar ahora en seco, no justificar bajo ningún parámetro, porque la democracia es lo que está en juego”.

Además, la vocera llamó hizo un llamado a todos los parlamentarios a decidir hoy con “convicción, no con miedo, hemos vistos que muchas personas han tomado decisiones con un poco de miedo frente a que cuando sus decisiones no son populares, lamentablemente tienen una reacción muy adversa y muy difícil”, añadiendo que esperan que la votación sea “en paz y en tranquilidad”.

A la vez que instó a la ciudadanía a que “no validemos ningún mecanismo de presión, cuando no nos gusta una decisión, para eso existen las elecciones, los votos, cambiar los representantes, el proceso constituyente que está en marcha (…) pero la violencia no es el camino para presionar a nadie que vote de tal o cual manera”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí