La discusión por el proyecto que permite el retiro del 10% de los fondos de las AFPs continúa y dentro del oficialismo las cosas se están colocando “color de hormiga”, puesto que la UDI decidió pasar al Tribunal Supremo a los cinco diputados que votaron a favor de la iniciativa y que ahora se discutirá en el Senado.

Esa fue la determinación a la que llegó el gremialismo tras una reunión de emergencia de la comisión política citada por le timonel de la tienda, Jacqueline van Rysselberghe.

A través de un comunicado, el partido derechista señala que Sandra Amar, Pedro Álvarez Salamanca, Álvaro Carter, Cristián Moreira y Virginia Troncoso tendrán que comparecer ate el TS para explicar lo sucedido en la sesión.

La aprobación de esa iniciativa legal constituye una falta grave a los deberes militantes, toda vez que lesiona gravemente el proyecto político de la UDI, que tiene como pilar fundamental la irrestricta defensa de la clase media del país, que se ha visto gravemente afectada por la crisis económica derivada de la pandemia, pero que con este proyecto resultará muy perjudicada al disminuir sus fondos de pensiones”, señala el texto.

Y agrega que “los cinco diputados en cuestión se han automarginado del ideario y del estilo de nuestro partido, situación que amerita el urgente pronunciamiento y decisión del Tribunal Supremo y la aplicación de las máximas sanciones”.

El comunicado oficial del partido menciona que “la declaración de principios de la UDI, en su apartado ‘Compromiso con la democracia’, señala explícitamente el respeto a la Constitución y las leyes. Ese mismo apartado rechaza cualquier populismo que, ‘valiéndose de la irresponsabilidad o engaño, perjudique a los más vulnerables’”.

Incluso añade que “al votar a favor de este proyecto, los parlamentarios que así lo hicieron, han contravenido los principios del partido, desconociendo el compromiso de la UDI con la clase media y los sectores más necesitados, y por lo mismo, han dejado de cumplir disciplinariamente el rol y la responsabilidad encomendada por el partido”.

La UDI también cataloga de “traidores” a los parlamentarios que votaron a favor del proyecto que permite sacar un porcentaje de los ahorros previsionales para sortear la crisis económica provocada por la pandemia.

Los diputados que optaron por votar a favor del proyecto han traicionado los principios de la UDI y están dañando gravemente a la clase media del país, cuando nuestro compromiso como partido es precisamente encarnar sus anhelos y esperanzas de desarrollo a partir de su esfuerzo”, se indica.

Finalmente, el gremialismo sostiene que “nuestros principios, como se ha explicitado acá, demandas consistencia con nuestro proyecto político, respeto a la institucionalidad, el rechazo al populismo y la demagogia en la elaboración de políticas públicas y la orientación de estas al bien común”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí