Luego del quiebre al interior de la UDI por la votación a favor del proyecto que permite el retiro del 10% de las AFPs por parte de cinco de sus parlamentarios, ahora el diputado Pedro Pablo Álvarez Salamanca, volvió a abrir la herida al acusar al Gobierno de “pasarle la cuenta” al pedirle la renuncia a un colaborador cercano suyo.

Según el legislador gremialista, quien habló con radio Biobío, apuntó a La Moneda de perjudicarlo como represalia por respaldar la idea del retiro de los ahorros previsionales, ya que denunció el despido de un secretario personal que trabajaba en la Subsecretaría de Desarrollo Regional del Maule.

Me echaron de la Subdere, acá en Talca, a Juan Manuel Hernández, que era el secretario personal mío”, en referencia a quien ejercía el cargo de jefe de la unidad regional de la citada subsecretaría de esa región.

Y agregó que “entró al Gobierno en este Gobierno, entre marzo y abril, y hoy día, hace media hora atrás (pasada las 14:00 horas) le pidieron la renuncia desde el Interior”.

Álvarez Salamanca, quien es uno de los parlamentarios que será llevado al TS de la UDI, señaló que la mencionada represalia del Gobierno es “una bajeza tremenda”.

En ese sentido, mencionó que “si vamos a estar con esas pasadas de cuenta, que son harto mala clase, por último, pásenme la cuenta a mí, pero qué culpa tiene este otro pobre cabro que ha trabajado siempre en la UDI”.

Sin embargo, el diputado gremialista fue más allá y disparó contra el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, a quien trató de mafioso.

Y esto es parte de Blumel para abajo, aquí el mafioso es de Blumel para abajo. Eso es lo que es”, explicó.

Sobre la situación que afecta a su cercano, Álvarez Salamanca dijo que ha insistido en llamar al Gobierno y al subsecretario Juan Manuel Masferrer para saber los motivos del despido de esta persona y “nadie contesta los teléfonos, ley del hielo completamente”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí