El líder de la poderosa multigremial Confederación de Producción y el Comercio (CPC), Juan Sutil, se rinde a la idea del proceso constituyente del próximo 25 de octubre, debido a que es un bálsamo que permitiría volver a los entendimientos para construir el futuro del país.

Así lo deja establecido en una entrevista con La Tercera, en donde señala estar de acuerdo con el plebiscito para una nueva Constitución, porque “hoy día independientemente de que el país puede funcionar igual con esta Constitución, tiene legitimidad para unos y para otros no”.

Entonces, tenemos que volver a ponernos de acuerdo para tener bases sólidas para poder construir el futuro”, añade.

Además, Sutil también no se resigna a que se haya aprobado la ley que permite el retiro del 10% de los fondos de las AFP, culpando al Gobierno de no ser más diligente y ágil en llegar con ayuda a las familias que enfrentan la crisis económica por la pandemia del CORONAVIRUS.

El líder de la CPC dice que el Gobierno “debería haber ido en forma más ágil con la ayuda a las personas que lo requerían”.

En ese sentido, lo que yo echo de menos es haber actuado con ayudas más amplias, confiando quizás en las personas y, por último, quien vulnera el sistema puede ser castigado por aquello, y quizás no hubiéramos llegado a esta suerte de solución que, en mi opinión, es una mala decisión mirado desde las pensiones futuras”, explica.

Y su cuestionamiento sigue al señalar que “no sólo medidas tardías desde el punto de vista social, sino que también hay medidas como el Fogape Plus, que todavía no está anunciado ni operando, y eso afecta a la mediana empresa especialmente”.

Sutil agrega que “hay otro programa que se llama Fogain, que es justamente para este período, que está ahí estancado; medidas que han tenido retraso y que de alguna forma han llevado a la discusión de estas otras medidas como son promover el retiro de fondos de pensiones, impactando las pensiones futuras, porque llevamos más de una década discutiendo la importancia de aumentar el aporte de las cotizaciones para las futuras mejores pensiones…”.

Sostiene que el retiro del 10% “lo miramos con cierta preocupación” desde la visión que significará un detrimento de las pensiones en el futuro, afirmando que “ahí también falta discusión y ponernos de acuerdo. Quizás no hubiésemos podido poner de acuerdo, de hecho hubo un grupo de 16 economistas, donde estaba todo el espectro político, que planteó una solución transitoria y eso tampoco se está implementando”.

Sutil también hace un mea culpa de la responsabilidad que ha tenido el sector empresarial en avanzar en una reforma previsional, indicando que “la sociedad en su conjunto no fue capaz de ponerse de acuerdo y ahí obviamente somos todos responsables, y no solamente el sector empresarial, que es sólo un actor”.

Incluso apunta al sector político de tomar decisiones no con la técnica que se requiere en estas situaciones, sino que con el corazón y la emoción.

Quizás fue en este debate del 10% producto de la pandemia, de querer empatizar con el sufrimiento de muchas personas. Ahora, yo no sé si en otras cosas que son fundamentales van a tener la misma posición o no, eso lo tenemos que ir viendo en el camino. En lo personal, creo que es evidente que las decisiones políticas hoy están tomándose más con el corazón, con la emoción, que con la técnica”, señala.

Y agrega que “hoy estamos frente a una situación mucho más polarizada que hace más difíciles los puntos de concordancia. Además, la política se ha desconectado del rigor técnico para tomar buenas decisiones de políticas públicas y eso se va transformando en posiciones más polarizadas y muchas veces más populares”.

Impuesto a los más ricos

Otro punto que aborda el timonel de la CPC es el impuesto a los más ricos que se pretende implementar, del cual mantiene una postura discordante, porque sostiene que muchos países han retirado esa idea.

En esa materia, no es un impuesto que resuelva los problemas. En un montón de países lo retiraron, porque el capital al final es el que va generando la actividad, entonces si tú lo vas apretando y apretando, es más difícil que pueda mostrar lo mejor; ahora, obviamente que puede ser muy popular decir ‘ok, voy a poner el impuesto a los mayores patrimonios’, pero no sé si sea una buena idea”, menciona.

Desde ese punto de vista, Sutil sostiene que es una mala idea dado que “hoy la economía chilena y la de la gran mayoría de los países está fuertemente azotada por la crisis económica. Más que nunca, necesitamos reactivar las inversiones y la actividad productiva para poder generar más empleo y, con ello, oportunidades y bienestar para las familias”.

Y explica que “para lograr esto, ningún país ha optado por reformas tributarias que impliquen alzas de impuestos, sino que por el contrario, buscan mecanismos para atraer más inversiones e incentivar la contratación. Esto es lo que las chilenas y chilenos necesitan hoy urgentemente”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí