La agonía del gabinete se alargó -innecesariamente – casi a una semana de la derrota del 10% y el Presidente totalmente arrinconado por los partidos se vio obligado a hacer este Quinto Cambio de Gabinete (novena modificación): el Gabinete del Adiós. Pero a este Gabinete Piñera ha incluido la permanente disputa entre Andrés Allamand y Mario Desbordes, que podría seguir horadando la gobernabilidad.

Le costó al Mandatario y a su “Merlín”, Cristián Larroulet, convencer y conseguir nombres para este sacrificio.

La sorpresa de última hora (11.47 AM) es que a Interior llega el senador UDI, Víctor Pérez Varela , reconocido como una figura de consenso, (1981 y 1987 fue alcalde designado por Los Ángeles), pero Piñera ya había recibidos varios NO por respuesta de Evelyn Matthei y Juan Antonio Coloma, que prefirió seguir en el Senado, y varios otros llamados que saben que ir al Gobierno hoy es ir al sacrificio.

El gran derrotado, además del Presidente, es Evópoli que por un a rato fue “la favorita”, pero “las viejas meretrices” de la UDI y RN se impusieron, por peso, por historia y porque son las únicas que pueden salvar del hundimiento al Gobierno.

Que el senador Víctor Pérez llegue a Interior es un reconocimiento a su capacidad de diálogo y buena relación con la oposición, además de ser uno de los más influyentes líderes de la UDI, considerado además histórico de esa colectividad. De hecho a la hora de despedirse de la Comisión de Constitución de la Cámara Alta, fue despedido con cariño y buenos deseos y se hizo la diferencia con el senador Andrés Allamand, de la misma comisión, a quién le atribuyen que él es un problema como señaló el sendor Alfonso de Urresti (PS).

Así las cosas el nuevo gabinete queda conformado por:

Interior: Víctor Pérez Varela (UDI)

Segegob: Jaime Bellolio (UDI)

Segpres: Cristián Monceberg (RN)

Desarrollo Social: Karla Rubilar (Ind.)

Defensa: Mario Desbordes (RN)

Cancillería: Andrés Allamand (RN)

El analista Patricio Navia fue particularmente crítico con Mario Desbordes señalando que: “Ir a Defensa es un error para Desbordes. La tentación, como ex carabinero, de mandar a los militares traicionó su olfato político. Queda arrinconado en ministerio sin brillo y sin poder. Pierde control en RN y seguirá el camino de Karla Rubilar a la insignificancia en este gob”.

Los ahora exministros derrotados, el principal Alberto Espina (RN) (Primero de izq a derecha) que movió sus piezas para llegar a interior y no le resultó.

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí