El Comité Ejecutivo de la Comisión Permanente del Pacífico Sur (CPPS) condenó la pesca ilegal no declarada y no reglamentada en aguas internacionales, informó el miércoles la Cancillería de Ecuador.

“El Comité Ejecutivo de la Comisión Permanente del Pacífico Sur (CPPS) aprobó hoy una decisión que condena la pesca ilegal no declarada y no reglamentada en aguas internacionales, acogiendo la propuesta de Ecuador, a la cual se sumaron las sugerencias de Colombia, Chile y Perú”, dijo la Cancillería en un comunicado.

El Comité Ejecutivo de la CPPS sesionó el miércoles de manera virtual, por pedido de Ecuador.

Como parte de las resoluciones, los delegados de los países miembros también acordaron convocar urgentemente a una asamblea extraordinaria para identificar las posibles acciones para afrontar la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada en el Pacífico Sudeste.

El organismo se reunió tras la presencia de una flota de 260 buques pesqueros en los límites del mar territorial de los países miembros, Ecuador, Colombia, Chile y Perú.

Actualmente, la flota (260 barcos chinos) se encuentra frente a la Zona Económica Exclusiva (ZEE) del archipiélago ecuatoriano de Galápagos.

Según el comunicado de la Cancillería, la presencia de flotas de bandera extranjera en las inmediaciones de las zonas económicas exclusivas insular y continental de Ecuador, motivaron a este país a presentar una propuesta tendiente a lograr una coordinación más efectiva y conjunta para una conservación y uso sostenible de los recursos marinos, y el combate contra la pesca ilegal.

En la reunión, los delegados también reafirmaron su compromiso con la conservación del océano y una pesca sustentable, acorde con los instrumentos internacionales y en cumplimiento de las medidas de conservación de los Organismos Regionales de Ordenamiento Pesquero pertinentes.

En ocasiones anteriores, la Comisión Permanente del Pacífico Sur se ha pronunciado sobre el derecho y el deber de los países ribereños de asegurar la conservación y el uso sostenible de los recursos pesqueros en su zona de jurisdicción nacional y aquellos de su propia subregión que migran hacia la alta mar.

Así lo hizo en octubre de 2017, tras la captura de un buque hallado con especies protegidas en las islas Galápagos.

Se trata del buque pesquero chino Fu Yuan Yu Leng 999 que fue capturado en la zona exclusiva de Galápagos realizando actividades ilegales, con 300 toneladas de pesca en sus bodegas.

El viernes pasado, rebautizado como Hualcopo, el buque que fue confiscado fue incorporado a la Armada de Ecuador.

Las aguas de Galápagos concentran una gran biodiversidad de especies marinas que podrían verse amenazadas por la flota pesquera internacional, entre ellos tiburones martillo, sedosos, rabones, azules y ballena.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí