El flamante nuevo ministro de Relaciones Exteriores, Andrés Allamand, sostuvo sus primeras conversaciones con pares latinoamericanos tras asumir su cargo el pasado martes, como lo reconoció en sendos tuits en su cuenta personal.

Así, reconoció su primera conversación con el canciller argentino Felipe Sola, destacando que “coincidimos en la importancia estratégica de la relación bilateral -basada en la amistad profunda- y en su proyección para el bienestar de nuestros países”.

No hizo ninguna mención a las medidas llevada adelante por el gobierno y el congreso trasandino en torno a la ampliación de la plataforma marítima.

Así también se refirió a la conversación con su par peruano Mario López, indicando que “vamos a trabajar juntos para fortalecer agenda bilateral de integración y desarrollo. Asimismo, coordinaremos esfuerzos en instancias multilaterales”.

Finalmente, también dio a conocer su contacto con el canciller de Uruguay Francisco Bustillo, señalando que “vamos a intensificar vínculos entre ambos países, intensificar relación bilateral y colaboración en ámbito internacional”. Uruguay resulta un objetivo especial para el gobierno chileno, ya que Luis Lacalle Pou, actual presidente de dicho país, es políticamente cercano a Piñera, quien efectuó su último viaje al extranjero justamente al cambio de mando en Montevideo, el 1 de marzo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí