En su cuenta pública de este viernes, el Presidente Sebastián Piñera dedicó loas al Plan “Paso a Paso”: Este plan de apertura gradual, Paso a Paso, irá dando a las personas mayores niveles de libertad para vivir sus vidas. Pero también nos exigirá mayores niveles de responsabilidad en el cumplimiento de los cuidados personales y el respeto a las normas sanitarias, para reducir los riesgos de contagios y las consecuencias de futuros rebrotes. Nuestro Gobierno está impulsando el Plan Paso a Paso, Chile se Recupera, para levantar, paso a paso, a nuestro país y ponerlo nuevamente en marcha. Este Plan nos permitirá recuperar nuestra capacidad crecer y crear empleos, para lo cual es fundamental desatar las fuerzas de la libertad, creatividad, imaginación, innovación emprendimiento, que viven en el alma de todos nuestros compatriotas y que son las únicas capacidades permanentes. Este plan no es sólo un plan económico. Es también un plan social y tiene a las personas y familias en su corazón”, aseguró Piñera, pero parece que él ni su ministro de salú (porque no pronuncia la d) se informan de lo que esta ocurriendo en los países que pusieron en marcha el Paso a Paso.

Así las cosas resulta incomprensible la loca obsesión del presidente y de su ministro de Salud –el enojón ministro Enrique Paris- en acelerar la reapertura mientras que el resto del mundo está volviendo atrás por el aumento de los contagios.

Por ejemplo el Reino Unido, que comenzó el plan de desconfinamiento, da marcha atrás por rebrotes suspenden el avance en una nueva fase de desconfinamiento. Así Lo informó el primer Ministro debido al aumento de casos. La nueva fase iba a comenzar este sábado pero quedó aplazada por 15 días. Anoche se impusieron nuevas restricciones a regiones del norte de Inglaterra.

Mientras que en la cuna de este mal, China, la situación no es tan diferente a la de Inglaterra o España ya que China suma restricciones luego del tercer día con más de 100 casos de coronavirus cifras que no registraba desde tres meses o más bien dicho cifras que evitaba dar a conocer. De hecho En Urumqi, la capital de Xinjiang, las autoridades decretaron hoy que todas aquellas personas procedentes de otras regiones con alto riesgo de infecciones deberán hacer una cuarentena de 14 días.

Lo mismo pasa en la Argentina, done el optimismo de la reapertura se vino abajo y este viernes el Presiente Alberto Fernánez anunció hoy la continuidad del aislamiento social, preventivo y obligatorio en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) “sin cambios” hasta el 16 de agosto ante el crecimiento de los casos de contagios y pidió “responsabilidad individual” para esta nueva etapa.

Puerto Rico prorroga por 2 semanas medidas contra COVID-19: Ello significa que los bares, gimnasios, marinas y cines en toda la isla seguirán cerrados al menos hasta el 15 de agosto. Las playas continúan cerradas los domingos, y están abiertas el resto de la semana, pero sólo para personas que acuden a hacer ejercicio, incluyendo surfistas, nadadores y corredores.

En tanto en España el desastre es total: registra 1.525 nuevos casos de COVID-19, la cifra más alta tras el fin del estado de alarma.

Así las cosas resulta incomprensible la loca obsesión del presidente y de su ministro de Salud –el enojón ministro Enrique Paris- en acelerar la reapertura mientras que el resto del mundo está volviendo atrás por el aumento de los contagios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí