Los partidos que integran la Convergencia Progresista (PPD-PS-PR) criticaron la cuenta pública hecha por el Presidente Sebastián Piñera en su cuenta pública, debido a que perdió la oportunidad de reconocer los errores cometidos por su Gobierno y no se hizo cargo del estallido social y la crisis económica provocada por la pandemia del COVID-19.

A través de una declaración, los presidentes del PS, PPD y PR (Álvaro Elizalde, Heraldo Muñoz y Carlos Maldonado) señalan que “el Presidente Sebastián Piñera perdió una oportunidad única de reconocer los errores cometidos en los últimos nueve meses de su gobierno, limitándose en este balance a realizar una recopilación de antecedentes ya conocidos de las acciones emprendidas en el tema sanitario, social y económico, pero sin hacerse cargo de las razones que derivaron en el estallido social de octubre o en la enorme crisis que vive hoy la clase media y los sectores más necesitados del país producto de la pandemia”.

En ese sentido, apuntan a que el mandatario “una vez más se escuda en decir que hubo un trabajo desde el inicio de la pandemia, y que ningún país estaba lo suficientemente preparado para enfrentar el enorme desafío del coronavirus. Eso no es verdad. Gobiernos como el de Nueva Zelandia o Uruguay demostraron que, con medidas oportunas y eficaces, era posible hacer frente a esta catástrofe planetaria, sin sacrificar la economía”.

La flexibilización en las medidas de confinamiento, cuando apenas partía la pandemia, y sin una estrategia de por medio para el testeo, trazabilidad y aislamiento, tiene hoy a Chile sumido en cifras récord de fallecidos y contagiados. Asimismo, su propuesta de entregar ayuda a cuentagotas, regateando los aportes del Estado, derivó en un crudo escenario social de las familias ante la falta de ingresos. De haber sido oportunas sus medidas económicas, como él asegura, hoy no habrían más de 5 millones de chilenos y chilenas retirando sus ahorros previsionales para subsistir y comprar comida”, afirma el grupo opositor.

Además, consideran poco creíble el llamado que hizo a la unidad y al diálogo, puesto que “con el coronavirus, el Presidente Piñera desatendió los consejos del mundo científico y los alcaldes, con los resultados ya conocidos. Desde la Convergencia Progresista propusimos varias medidas paliativas para la crisis económica y social, y sólo después de demasiadas semanas llegó la ayuda, pero ya era tarde. Esta sordera ha tenido costos tremendos para el país”.

También señalan que “el programa de gobierno del Presidente Piñera se agotó completamente y no da cuenta de los nuevos desafíos. Hoy su preocupación principal debiera ser administrar de la mejor manera, y con gobernabilidad, los 20 meses que le quedan de mandato. Sin embargo, en vez de eso, escuchamos un llamado a desarrollar varios ejes estratégicos a futuro, como si quedaran cuatro años, o más, de gobierno”.

Asimismo, reafirman la disposición al diálogo “para evitar una crisis aún mayor en los años venideros, pues los efectos de un mal gobierno perduran por muchos años. Confiamos en que el plebiscito del 25 de octubre y el proceso constituyente nos darán la oportunidad para enmendar el rumbo que Chile necesita”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí