La Corte Suprema de Colombia determinó la captura y arresto domiciliario del expresidente Álvaro Uribe, debido a un proceso que se le sigue por manipulación de testigos contra un opositor.

El político más influyente de Colombia en este siglo anunció este martes que la justicia ordenó su detención y permanencia en su hogar por el mencionado proceso judicial que se le sigue en su contra.

La privación de mi libertad me causa profunda tristeza por mi señora, por mi familia y por los colombianos que todavía creen que algo bueno he hecho por la Patria“, escribió el exmandatario en su cuenta de Twitter.

Uribe está acusado de manipular testigos en un caso que se remonta a una discusión parlamentaria en 2012 en la que el senador izquierdista, Iván Cepeda, acusó al hermano del exjefe de Estado, Santiago Uribe, de ser partícipe de la creación de movimientos antisubversivos en los años 90.

Esta era una decisión de los tribunales colombianos ya prevista por su partido, el Centro Democrático, el cual el lunes pasado dijo que “los delincuentes que arrasaron la paz nacional y llenaron de lágrimas nuestros hogares, sentados en el congreso, y el hombre que rescató la nación y sacó a Colombia de la oscuridad, pagando un precio insólito por vencerlos“.

A su vez, el magistrado José Luis Barceló, miembro de la Corte Suprema, fue quien recibió el caso y no sólo lo archivó, sino que decidió abrir una investigación al expresidente por supuesta manipulación de testigos contra Cepeda, uno de los más enconados críticos de Uribe.

Además, en la trama judicial aparece el abogado Diego Cadena, defensor de Uribe, a quien la Fiscalía acusó la semana pasada, junto con un socio suyo, Juan José Salazar, de sobornar testigos para obtener declaraciones favorables a Uribe, por lo que pidió prisión domiciliaria para ellos.

Uno de los principales defensores de Uribe es el actual presidente Iván Duque, quien aseguró en Twitter que él no se refiere “a casos hipotéticos sobre eventuales decisiones judiciales sobre el expresidente”, de quien dijo es “una persona (a la) que la palabra honorabilidad le encaja en todos los comportamientos de su vida“.

Otro que salió en defensa del exmandatario es el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, quien a través de la red social expuso que “La dedicación honorable de @AlvaroUribeVel al servicio de la patria y la defensa de la constitución y la ley dan cuenta de la transparencia de su presencia pública y sus convicciones”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí