El ministro del Interior, Víctor Pérez, rechazó este martes las acusaciones respecto a que su visita a La Araucanía fue una provocación a los comuneros mapuche, lo cual derivó en violentas acciones que culminaron con municipios destruidos y golpes ente vecinos, añadiendo que su presencia en la zona fue para “iniciar un trabajo de diálogo”.

Yo no fui a provocar a absolutamente a nadie, fui a iniciar un trabajo de diálogo y a respaldar, y a fortalecer la acción de las policías, de Carabineros y la PDI que están resguardando a las personas y a todos los chilenos y en eso vamos a perseverar. Soy absolutamente antirracista, todos los gritos que tengan una connotación racista, vengan de donde vengan, son rechazados. Somos un país, somos chilenos y chilenas y tenemos que trabajar unidos en esa materia”, dijo el secretario de Estado.

En ese sentido, explicó que “cuando uno condena la violencia, sin ningún tipo de ambages, está condenando todo tipo de violencia, sea verbal, física o amedrentamiento, nadie debe amedrentar a ningún chileno. Por eso, quiero resaltar el sábado en la noche la acción de Carabineros que protegió la vida de comuneros que se habían tomado un municipio y en un momento dado se puso en riesgo y carabineros protegió la vida de esas personas”.

Pérez también sostuvo que se seguirán haciendo los esfuerzos para mantener el control y aseguró que “no hay duda que aquí hay grupos organizados, a la ciudadanía con solo ver las noticias se da cuenta que aquí hay grupos organizados y con poder de fuego y eso vamos a hacer todos los esfuerzos para detenerlos y ponerlos a disposición de los tribunales”.

Agregó que la idea es que el Ministerio Público, en su rol investigativo, aclaré las causas, cuáles son las organizaciones y quiénes las financian para que lleven a cabo los hechos de violencia, indicando que “la capacidad militar que han demostrado no hay duda que demuestra planificación y organización militar”.

Asimismo, reiteró que “aquí en Chile no hay presos políticos, todas las personas que aquí están detenidas lo están por resoluciones de los tribunales de justicia, no puede ser una provocación”.

Además, precisó que el Gobierno continuará fortaleciendo el tema de La Araucanía, “perfeccionando la acción policial, como también el diálogo, la conversación, el escucharnos con todos los sectores para avanzar en algo que a mí me parece una prioridad, el derecho de todos los chilenos y en este caso La Araucanía de vivir en paz”.

Pérez señaló que los programas y planes específicos, particularmente en lo que se refiere a lo policial “no se anuncian, se ejecutan”.

Además, el titular del Interior confirmó su participación durante esta mañana en comisiones del Senado y de la Cámara de Diputados, afirmando que “creo que el Congreso Nacional, los representantes del país tienen el derecho y el deber de contribuir a resolver los problemas que viven parte del territorio”.

Explicó que ha mantenido conversaciones con parlamentarios de la zona de conflicto, indicando que “en la discusión política que tengamos, sin duda tienen que salir los elementos necesarios para abordar y empezar el camino de solución de este problema”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí