Aunque nunca he creído en la primera, y sí en la segunda…Una admirada y antigua fuente, me ha hecho llegar un documento, el cual recoge al hilo de las recientes controversias suscitadas en Bruselas entre España y los Países del Norte, un listado sobre Ayudas Económicas UE a España.

Me ruega qué por unos minutos, deje a un lado mi vena patriótica y asuma la europeísta, valorando argumentos sobre nuestro carácter de subsidiados, esgrimidos por los llamados “frugales”.

Le respondo desde esta “ventana”, conocedor de sus ocasionales presencias en el “alféizar” de la misma.

La susodicha nota, probablemente emitida con alguna intención causal, refiere que en fondos de cohesión se le asignaron a España en el actual marco financiero plurianual, 42.500 millones de euros, para proyectos específicos de los cuáles a finales de 2019, tenía asignados 31.785 millones (75%) y únicamente había notificado gastos por valor de 12.900 millones.

Aparte de lo anterior, se habían asignado 10.000 millones a crecimiento inteligente; 8.500 millones a crecimiento y transporte sostenible y 11.000 millones a crecimiento integrador. En 2019, se dispuso a favor de España otros 1.700 millones adicionales dentro de las prioridades de ejecución.

En cuanto a Fondos Feder, contribuyó (no se especifica cantidad) a la mejora de carreteras; apoyo a la investigación; promovida eficiencia energética; acceso a banda ancha, etc.

El Fondo Social Europeo, apoyó en 2014, la implantación de la reforma educativa; introducción de la iniciativa de empleo juvenil; talleres, actividades de formación y campañas de formación, obteniéndose 1.8 millones de cualificaciones y creados 884.970 puestos de trabajo.

Los Fondos Agrícolas y Pesquero y otro programas, también contribuyeron con ayudas de 13.900 millones de euros.

De acuerdo, hemos sido receptores netos en la mayoría de los años desde que nos adherimos (1986), pero con serias posibilidades de convertirnos en contribuyentes netos en el próximo septenio 2021-2027. Ambos supuestos no significan tampoco casualidad.

Por ello, existen ocasiones en qué al bueno de MARCO AURELIO, en esta ocasión en su LIBRO VI, mencionaba: La mejor defensa es no ponerse a la misma altura que el otro.

O bien otra en su LIBRO VII, de fondo más profundo:

No te avergüences de pedir ayuda: tu obligación es cumplir con tu cometido…. como un soldado en un asedio: si estás cojo y no puedes ascender solo a la almena, ¿no podrás conseguirlo con la ayuda de otro?…….

Sobre el autor:
Jesús Antonio Rodríguez Morilla, Doctor en Derecho (Cum Laude) www.modificadosobraspublicas.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí