Convertirse en un ‘hacker’ cuando aún no se ha cumplido la mayoría de edad es cada día más frecuente y, según datos del INE, solo durante el año pasado en España se produjeron 571 detenciones a menores de 18 años por cometer delitos cibernéticos.

Estas cifras constituyen “la punta de un iceberg difícil de cuantificar”, como ha señalado la compañía de ciberseguridad Panda en un comunicado, que alerta de “muchísimos más casos de chicos que cometen cibercrímenes a diario”.

Con respecto a los últimos 20 años, los menores de la actualidad pueden encontrar paquetes de ‘exploits’ descargables en un solo clic o acceder a tutoriales incluso a través de búsquedas de Google, Bing o en YouTube.

Por ejemplo, sólo hace falta buscar en Google ‘cómo hackear un ordenador’, una búsqueda que en solo 0,4 segundos llegar a ofrecer casi 700.000 páginas como resultado. Otra opción es el ‘hacking as a service’, ya que es posible comprar un troyano por unos 20 dólares o un ‘ransomware’ por menos de 100 dólares en tiendas virtuales.

Los foros de Internet son otro punto de contacto entre los menores y el cibercrimen. “Aunque existen foros donde aprender a hacer cosas magníficas, también existen otros que pueden acabar convirtiéndose en centros de formación para criminales, sin que sus propios integrantes sepan que lo están haciendo”, advierte el Consumer Operations Manager de Panda Security, Hervé Lambert, que señala la importancia de la educación paterna sobre Internet y la ciberdelincuencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí