Estados Unidos está trabajando para disuadir a China de infiltrarse en cables submarinos que transportan información confidencial, dijo este miércoles a la prensa el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo.

“Estamos trabajando para asegurarnos de que (China) no pueda comprometer la información transportada por los cables submarinos que conectan a nuestros países y otros a la Internet global”, afirmó Pompeo.

Pompeo anunció una expansión de cinco puntos de la iniciativa Clean Network, que reúne a aliados para combatir lo que Estados Unidos llama un “esfuerzo integral” para disuadir a países como China de comprometer las redes globales.

Las nuevas medidas incluyen la exclusión de los operadores y aplicaciones chinas del mercado estadounidense y las tiendas de aplicaciones móviles, la prevención del acceso a los sistemas de almacenamiento chinos basados ​​en la nube a datos confidenciales y la protección de los cables submarinos, según el comunicado.

Las empresas de tecnología chinas enfrentan una presión cada vez mayor en medio de la creciente disputa comercial entre Washington y Pekín.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí