Un piloto de combate de la Fuerza Aérea Argentina (FAA) falleció esta mañana luego que durante una sesión de adiestramiento al sur de la ciudad de Córdoba, debió eyectarse del aparato, un caza A-4AR Fightinghawk, el cual se estrelló en el lugar.

Según explicó la FAA mediante un comunicado, “el piloto fue hallado sin vida cerca del lugar de la eyección“, y añade que “hasta el momento, se desconocen las causas que produjeron la eyección, activándose los protocolos establecidos para la determinación e investigación de las mismas”.

El piloto, identificado como el capitán Gonzalo Britos Venturini, tenía una larga y reconocida trayectoria en la aviación militar trasandina, y se desempeñaba como instructor.

El aparato accidentado, identificado como el C-925, era parte del paquete de 36 A-4M Skyhawk excedentes comprados en 1994 por Argentina en Estados Unidos, aparatos que antes de su entrega incluyeron reformas del motor, cableado, y actualizaciones de aviónica. La entrega de los aviones reformados, redesignados A-4AR Fightinghawks, comenzaron en 1997.

El avión de combate A-4AR Skyhawk, es actualmente la columna vertebral de la debilitada FAA, restando, según fuentes de defensa, sólo 5 unidades operativas luego de este lamentable accidente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí