Una dura alerta emitió este miércoles la Organización Panamericana de la Salud (OPS) respecto al efecto devastador que tendrá la pandemia del CORONAVIRUS en la atención sanitaria de América, respecto a la aparición de diversas enfermedades como brotes de sarampión que se han detectado en Brasil o difteria en Haití y Venezuela.

De acuerdo al organismo, la aparición de estas enfermedades se ha producido por la suspensión de campañas de vacunación, problemas para la atención de embarazadas y de dolencias no transmisibles, como la hipertensión y la diabetes, como también la escasez de medicamentos para tratar el VIH y la tuberculosis, puesto que se han desviado recursos a la atención de pacientes con COVID-19.

La directora de la OPS, Carissa Etienne, dijo que tal impacto puede durar meses o incluso años, afirmando que actualmente existen 11 países en el continente americano que cuentan con menos de tres meses de suministro de antirretrovirales para el VIH.

En su informe, según consigna Prensa Latina, la especialista precisa que en otros países habrá escasez de medicamentos para la tuberculosis para el próximo trimestre y que en un menor tiempo no habrá reactivos para diagnosticar la enfermedad.

Etienne también señaló que una encuesta hecha en 27 países muestra que la mitad de los programas de atención primaria para controlar la diabetes y la hipertensión se paralizaron, mientras que en algunos han disminuido en un 40% las visitas médicas de embarazadas.

La directora de la OPS mencionó que en una cuarta parte de las naciones se suspendieron las campañas de vacunación, lo cual supone un riesgo en lo que es la eliminación de infecciones como la poliomielitis y la viruela.

Ante tal gravedad de desmedro sanitario, el organismo dijo que se debe rediseñar e invertir en la atención primaria de salud.

También se dio cuenta que el epicentro de la pandemia se focaliza en Estados Unidos, el país más afectado del mundo por el COVID-19 luego que se contabilizaran más de 4,7 millones de contagios y más de 156.000 muertes en cinco meses.

La nación más leve es Canadá donde se acumulan unos 120.000 casos y cerca de 9.000 fallecidos por el CORONAVIRUS.

El virus en América Latina muestra cifras superiores a los 5.000.000 de casos y por sobre los 200.000 decesos, más de la mitad de los contagios del continente americano, lo que ha llevado a la OMS a situarla como el nuevo epicentro mundial de la pandemia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí