Nuevamente el diputado del Partido Republicano, Ignacio Urrutia, desató la furia de algunos parlamentarios luego que en plena sesión del proyecto que permite al Banco Central pueda comprar y vender en el mercado secundario abierto instrumentos de deuda, colocara nuevamente la imagen del desaparecido dictador Augusto Pinochet. Incluso se solicitó que se le sancione y sus intervenciones fueron impedidas de ser transmitidas por video por la Cámara.

Fue la diputada del PS, Maya Fernández, quien presidía la sesión le señaló que había una solicitud y que “entiendo que usted tiene una foto del dictador Pinochet y están pidiendo que por favor en su discurso …”.

Ante esto, el propio Urrutia dijo que “tengo una fotografía y cuando alguien me diga en qué parte del reglamento de la Cámara de Diputados dice que pueda tener la fotografía que yo quiera en mi casa, no tengo ningún problema en sacarla”.

Además, el legislador de la extrema derecha chilena posteó en Twitter que la Cámara de Diputados ya se estaba “convirtiendo en una dictadura de izquierda”, alegando por la “censura” que habría determinado hacer la mesa ante sus intervenciones.

Y es que cuando hablaba el legislador del Partido Republicano aparecía su fotografía, la misma que aparece como oficial en la presentación de los diputados y una alerta de la reunión que señalaba que “no puede iniciar su video porque el hospedador lo detuvo”.

La Cámara de Diputados se está convirtiendo en una dictadura de izquierda: de manera ilegal usan los medios telemáticos para censurar a quien piensa distinto. No respetan las leyes, violan la Constitución y ahora le ponen una mordaza a la libertad #CensuraMarxista”, posteó en su red social el polémico parlamentario.

Por su parte, la diputada del PC, Karol Cariola, lo apuntó de generar una situación “incómoda” en la sesión, por lo que solicitó que su cámara fuera retirada, afirmando que “es una acción absolutamente violenta, ofensiva e incitadora al odio, por lo tanto, yo pido que a ese diputado se le pase a ética”.

En tanto, la diputada del PH, Pamela Jiles, dijo que Urrutia es “un cobarde”, por lo que solicitó a la mesa de la corporación a que lo llamara al oren y sancionarlo por el impasse.

Ya el diputado PPD, Tucapel Jiménez, había sacado la voz ayer martes en contra de Urrutia, recordando que en otra sesión anterior también puso la “foto del genocida, traidor y corrupto dictador Pinochet. Para muchos es un acto de provocación, pero para mí es un acto cruel e inhumano”.

El diputado Urrutia se vuelve a reír, esta vez sin palabras, sino que con una imagen del dolor de varios colegas de acá en la sala y de millones de chilenos que aún claman por verdad y por justicia”, sostuvo.

En ese sentido, explicó que resulta impresentable que se use la Cámara de Diputadospara rendir honores a un genocida. Si usted presidenta y su mesa no aplican sanciones se hará cómplice de esta conducta y nos hará cómplices a todos nosotros”.

Hoy (ayer martes) es un día muy especial para mí, está de natalicio mi padre, 4 de agosto y quizás el diputado Urrutia no lo sabe, pero fue ese dictador que él tanto homenajea el que dio la orden de asesinar a mi padre”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí