Hugo Bustamante, quien se hiciera conocido en 2005 como “El Asesino del Tambor”, es el principal sospechoso del horrendo crimen que enluta nuevamente a Villa Alemana, luego que se encontrara el cuerpo de la adolescente de 16 años Ámbar Cornejo, al interior de la vivienda que el imputado compartía con la madre de la niña que llevaba ocho días desaparecida.

El macabro apodo de Bustamante se remonta a 2005, cuando fue apuntado por los medios de comunicación, la justicia y sus vecinos, como el responsable del horrendo asesinato de Verónica Vásquez Puebla, su pareja de ese entonces, y su hijastro de solo 9 años, Eugenio Honorato Vásquez. A Verónica la asesinó a golpes y luego la degolló.

Para ocultar los cuerpos de la brutalidad hecha, Bustamante decidió ponerlos dentro de un tambor metálico de 200 litros, tapándolos con cal y manteniendo el receptáculo varios días en el living de su casa. Posteriormente se cambió de hogar con un patio más grande para deshacerse de los cuerpos.

Sin embargo, su crimen fue descubierto y Bustamante condenado a 27 años de cárcel, pero tras pasar solo 11 años tras las rejas, en 2016 su nombre fue incluido en el documento en el que se permitía que 724 reos rematados recibieran el beneficio de la libertad condicional.

Esta libertad fue otorgada por la Corte de Apelaciones de Valparaíso, a pesar de que el informe de Gendarmería no fue favorable respecto a Bustamante.

Incluso, antes de que pusiera sus pies en la calle, Bustamante dio una entrevista a Carlos Pinto para el programa “Mea Culpa”, donde demostró su mente siniestra, ya que dijo que “no podría decirle que es imposible volver a vivir una situación parecida”.

La decisión de dejarlo en libertad pasó por las manos de la jueza presidenta de la Comisión de Libertad Condicional, Silvana Donoso, determinación que causó indignación e, incluso desde el Gobierno de aquella época también cuestionaron lo ocurrido.

El propio subsecretario de Justicia de la época, Ignacio Suárez, dijo en 2016 que lo que hace Gendarmería es proponer y dar informes los que puede ser favorables o desfavorables a quienes solicitan la libertad condicional.

Incluso aseguró llamarle la atención la decisión de la comisión, puesto que fueron presentados en esa oportunidad informes desfavorables para 523 casos de 845 y que “no hayan sido tenidos a la vista por parte de los tribunales”. Entre ellas estaba el de Bustamante, quien nuevamente está en el ojo de la polémica.

Mentes criminales

Luego de 15 años del terrorífico hecho que enlutó a Villa Alemana, esta comuna vuelve a ser el centro de la serie de televisión “Mentes Criminales”, ya que durante la tarde del jueves se encontró el cuerpo de Ámbar Cornejo, una adolescente de 16 años que había desaparecido de la casa que su madre compartía con Bustamante, hace ocho días.

Luego de varias pericias hechas por la Policía de Investigaciones (PDI), los funcionarios lograron encontrar el cadáver de la niña en el mismo patio de la casa de Bustamante.

Y nuevamente Bustamante está en las portadas de los medios de prensa con una situación muy similar a la relatada hace 15 años, ya que el cadáver de la niña estaba al interior de un cooler, emulando en cierto modo el destino de sus primeras víctimas en forma macabra.

Este jueves, la fiscal de Villa Alemana, María José Bowen, dijo que la adolescente “habría venido a la casa de su madre, habría tenido una discusión con el imputado y entonces la madre habría salido del domicilio y no habría tenido mayor conocimiento al respecto. Y es en ese momento él le dio muerte”.

Bowen también se refirió al por qué la madre de Ámbar no contó la verdad de los hechos desde el principio, pero que esta jornada decidió hablar del tema, indicando el lugar exacto donde estaba el cuerpo de la menor y lo que el imputado le había hecho.

Bustamante fue detenido por personal de la PDI, pero la madre de la pequeña solo se mantendría en calidad de testigo, descartando lo informado preliminarmente que hablaba de que la pareja había sido arrestada por la policía.

Masiva manifestación en Villa Alemana

Tras conocerse los escabrosos detalles del crimen de Ámbar, una masiva manifestación se realiza en las afueras de la vivienda de la niña como también en el cuartel de la PDI donde se encuentra el principal sospechoso del asesinato.

En la manifestación hay gran cantidad de mujeres que gritan “asesinos” o realizan cánticos femeninos en repudio al horroroso hecho de sangre. Además, llevan globos blancos y morados como también pancartas que exigen justicia para la adolescente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí