La Comisión de Constitución retomó el debate del proyecto de ley que reduce el número de integrantes de la Cámara de Diputados y del Senado.

La propuesta, calificada con urgencia suma por el Ejecutivo, y que surge en dos mociones parlamentarias, propone volver al número de legisladores que existía antes que se reemplazara el sistema binominal por el actual sistema proporcional, es decir, 120 diputados y hasta 40 senadores.

En la instancia legislativa, el ministro secretario General de la Presidencia, Cristián Monckeberg, explicó a los diputados que el Gobierno está evaluando presentar una indicación a este proyecto, donde se recoja la opinión de los parlamentarios para lograr una mayor representatividad.

En ese sentido, planteó la opción de fijar un piso mínimo de votación individual, que permita acceder a la Cámara de Diputados y el Senado, de acuerdo a un sistema proporcional.

Además, Monckeberg señaló que hay coincidencia en avanzar en una reforma donde los distritos sigan siendo los mismos que se crearon en la modificación anterior, estableciendo cifras de cupos mínimos y máximos de parlamentarios para elegir por cada distrito, resguardando el criterio de proporcionalidad.

“Estamos evaluando presentar una indicación con un número mínimo de tres parlamentaros para ciertos distritos de acuerdo a la población; que resguarde la proporcionalidad; el sistema de acceso y recoja la inquietud de la disminución del número de diputados y senadores”, indicó.

El Ministro profundizó en torno a las indicaciones previstas explicando que “buscamos que la mayor representatividad, diversidad y proporcionalidad esté presente en este Congreso, que estén presentes también las cuotas para que no sólo hombres estén en este Congreso, sino que también mujeres. Eso es lo que forma parte de lo deseable y de lo buscado por el Gobierno”, subrayando que “lo que buscamos es recoger las inquietudes de los parlamentarios de diferentes sectores políticos para disminuir el número de ellos y tener un Congreso lo más representativo posible, avanzar a un sistema proporcional, lo más diverso y representativo posible, sin volver al sistema electoral anterior, pero con un número menor de parlamentarios”.

Sobre el número de parlamentarios, se debatió en torno a la propuesta de 134 diputados que fue parte de un acuerdo entre Renovación Nacional y la Democracia Cristiana, previo al cambio del sistema binominal, por ejemplo. El titular de la Segpres indicó, al respecto, que la idea es que sea el Servicio Electoral, de acuerdo al número de población nacional y con las cifras del Censo 2017, quien establezca este número.

Otro asunto relevante para el Ejecutivo es el piso mínimo de votación que debe tener un candidato para ser elegido, y al respecto, Monckeberg señaló que “consideramos óptimo y necesario que los parlamentarios tengan una votación mínima al momento de acceder al Congreso. Por lo mismo, dentro de la propuesta vendrá una indicación para que un parlamentario disponga de un porcentaje mínimo de votación, que se tiene que discutir si es distrital o nacional (…) Así como hay que mantener un sistema representativo, diverso y proporcional debe haber un piso mínimo de la votación de los parlamentarios que llegan al Congreso”, aseguró el Secretario de Estado.

Finalmente, el ministro afirmó que se recogerán no sólo las opiniones de parlamentarios, sino también las propuestas emanadas de diversos partidos políticos en los últimos años. “El sentido de estas reformas es la lógica del acuerdo, del consenso. Es difícil la unanimidad, pero sí hay que buscar el consenso que permita avanzar y tener una mejor democracia”, finalizó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí