El embajador de Ecuador en Chile, Homero Arellano, se refirió este sábado a la “pesca ilegal” en las costas de su país por una flota pesquera china de más de 260 buques, indicando que este tipo de problemas ha permitido poner de relieve las capacidades de los países de la región en articular el multilateralismo, del cual asegura, a veces, se desconfía.

En el programa Las Cartas Sobre la Mesa de Infogate.cl, el diplomático señaló que todas las crisis generan oportunidades, y lo que se está viviendo actualmente por la pandemia del COVID-19 ha provocado que Ecuador haya reclamado con “fuerza” ante las autoridades del país asiático como también solicitar la cooperación a los Estados que comparten costas ante este problema.

 “Lo que interesante de este evento es que ha puesto en relieve las capacidades que debemos tener los países de la región para articular este multilateralismo en que a veces tenemos desconfianza. De hecho, la Organización de Pesca del Pacífico Sur (OROP) es una gran organización de 27 países, es la que se está articulando a través de los países de la Comisión Permanente del Pacífico Sur”, precisó.

Recordó que Chile ha sido uno de los “pioneros” de impulsar estas organizaciones que buscan la conservación, el uso sostenible de los recursos pesqueros y la protección de ecosistemas marinos que albergan dichos recursos, por medio de la implementación de un enfoque ecosistémico y precautorio a largo plazo.

En ese sentido, mencionó que la cancillería ecuatoriana permitió que “China reflexiones sobre la capacidad de inspección sobre la veda que existe de la Jibia y sobre las sanciones que China haría a sus connacionales que se aventuren a una pesca ilegal no declarada”.

Arellano dijo que lo anterior se logró por el trabajo enérgico de la cancillería ecuatoriana y el respaldo que ha recibido de países como Chile, Perú, Colombia y como observador a Panamá.

El jefe de la legación diplomática de Ecuador dijo que este tipo de situaciones también ha permitido ver la necesidad de que los países de la región se unan para salvaguardar los recursos naturales del mar para la “soberanía alimentaria que es alimentar a nuestros pueblos”.

Es necesario activar las organizaciones que tienen principios buenos, que tienen principios rectores que hacen reflexiones de aceptaciones como lo está haciendo China ahora, pero que tiene que operativizarse, como son los procedimientos para inspecciones”, sostuvo.

El embajador Arellano también destacó la capacidad que han tenido Ecuador y Chile para hacer áreas de reservas marinas, porque “tenemos nosotros tanto en las Islas Galápagos, que son uno de los ejemplos de conservación y cuántos es el esfuerzo que está haciendo Chile con el Archipiélago de Juan Fernández, con las islas Salas y Gómez o la Isla de Pascua”.

El diplomático explicó que espera que la OROP permitan un 100% de inspecciones para las flotas, transparencia en las artes de pesca, en las prácticas pesqueras, vedas reguladas para así trabajar en la cooperación regional sobre el tema pesquero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí