Poco duró el efecto del cambio ministerial, lo mismo la Cuenta Pública. La  Araucanía copó la agenda. El impacto del 10%  alienta el desconfinamiento, con dinero en el bolsillo se requiere mas comercio abierto. Clima electoral se acerca, presidenciables hacen pre campaña en los matinales y la opinología alcanza su clímax. Desde la crisis en Beirut hasta el atroz crimen de una adolescente.

Ministros pre candidatos asumen el realismo: Canciller se suma a países que solicitan postergación de elección en el BID, Mindef retira confuso proyecto de Inteligencia. Oposición sin presidenciable claro, aunque alcalde Daniel Jadue asoma, bases PS se preguntan porque no Carlos Montes, en la DC no pocos miran a Francisco Huechumilla, que esta más a la izquierda que muchos PS o PPD. El juicio contra senador Ossandón limpia parcialmente la pantalla a la derecha, pero subsisten disputas: ¿Lavín? ¿JAK? ¿Allamand? ¿Desbordes?

Pandemia afloja en la Región Metropolitana, pero en regiones es diverso. ¿Que pasará con el año escolar?   Retorno laboral con niños en casa no combina.  Miles no tienen trabajo al cual retornar.  Clase media en problemas.  Fantasma de la segunda ola presente.  ¿Tendremos una bendita primavera?  ¿Septiembre soleado o movilizado? Sociedad inquieta y con poca paciencia.

La variable independiente

La Araucanía es una variable independiente.  Su dinámica puede convertirse en un acelerador de la frustración contenida.  Amen de la huelga de hambre, el tema de fondo debería ser encauzado en el debate constitucional.  ¿Coincidirán los tiempos? A su vez, desconfinamiento y desempleo convergen en la necesidad de reactivación económica.  Se mezclará con inicio agenda electoral y candidaturas varias. 

Países en crisis no miran por la ventana, los mas estudiosos siguen la elección en los Estos Unidos, sin lugar a dudas importante.  Pero pocos ven a los vecinos: los andinos sumidos en tormentas perfectas: pandemias desatadas, desplome económico e impasses políticos.  Argentina zafó del default pero tendrá que reanimar la economía.  

La Moneda ordenó el gabinete y a sus huestes de cara al año electoral… comprensible.  ¿Pero tiene margen para manejar una reactivación indispensable?  ¿Podrá controlar el orden público?  Gobierno entra a su fase final prematuramente.  Le quedan 18 meses,  y perdió la iniciativa estratégica.  ¿Entregar la casa ordenada será su legado? Institucionalidad tiene plazos fijos: elecciones, plebiscito.  También renovación de autoridades.  Desde ministros de Corte hasta altos mandos en las FFAA.  El próximo año debiera renovarse el mando en la Armada y quedar lista la quina en el Ejército. También se renueva mando PDI.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí