La Asociación Nacional de Magistrados (ANMM) rechazaron este lunes las declaraciones hechas por la subsecretaria de la Niñez, Carol Bown, quien señaló el fin de semana que era necesario buscar fórmulas para “sancionar” a jueces que por su “ideología” se “transforman en un peligro para la sociedad”, en relación a la comisión de jueces que en 2016 dejó en libertad a Hugo Bustamente, el principal imputado en el brutal crimen de la adolescente Ámbar Cornejo.

Incluso el domingo, la misma subsecretaria Bown buscó la forma de aplacar sus dichos, indicando que “quiero señalar que respeto profundamente la separación de poderes del Estado y no he pretendido intervenir en ellos”.

Pese a lo anterior, luego arremetió con que “cada vez que se produzcan situaciones en que queda libre una persona con informe de Gendarmería en contra y que sabemos que no debiese haber estado libre, hay que investigar qué paso (..) si corresponde sancionar, se debe sancionar”.

Sin embargo, los magistrados enviaron una carta al ministro de Justicia, Hernán Larraín, en donde le expresan la molestia de los jueces por las expresiones proferidas por la subsecretaria de la Niñez.

La misiva, firmada por la presidenta de la ANMM, María Soledad Piñeiro, señala que dicho malestar de los jueces se le hace llegar al secretario de Estado y que esperan que se extienda al Presidente Sebastián Piñera.

Expresa a Ud. y por su intermedio a S.E. el Presidente de la República, Don Sebastián Piñera Echeñique, su malestar y enérgica protesta por las recientes expresiones proferidas por la Señora Subsecretaria de la Niñez, Carol Bown, relativas a la función de jueces y juezas, atribuyendo sesgos inexistentes, al tiempo que llamó a identificar “formas de sancionar a un juez o jueza que por su ideología que por sus ideas se transforma en un peligro para la sociedad”, emitidas en el marco de una crítica a jueces que ejercieron una potestad reglada estrictamente ajustada al derecho vigente”, exponen los magistrados.

En ese sentido, el organismo que agrupa a los jueces señala que “tales expresiones son injuriosas, inaceptables y lesivas de la función jurisdiccional. Aparecen extraviadas del respeto a la separación de poderes y la independencia judicial sobre el que descansa el Estado de Derecho, que una autoridad de tal alto rango, es llamada a cautelar”.

Asimismo, mencionan que “esta Asociación espera que ello no represente el pensamiento del Gobierno, al tiempo que, como agrupación altamente representativa de la Magistratura, solicita las excusas públicas de la autoridad mencionada”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí