Algo le ha pasado al ministro de Salud, Enrique Paris, desde que fue entronizado como Ministro de Salud, ha dejado al descubierto su personalidad de “mecha corta”, se enoja con la prensa, se enoja en plena conferencia de prensa y no acepta la más mínima de las críticas y para colmo entrega peligrosas ideas que podrían exponer al escarnio público a quines padecieron de Covid-19, como es es su idea e hacer mesas de votación especiales para los recuperados de esta enfermedad, vulnerando así un principio fundamental como es el resguardo de la identidad de las personas en cuanto a sus enfermedades pero así lo planteó este lunes el Servicio Electoral -en hora buena- ha salido a poner orden a tan descabellada idea.

Los pacientes COVID positivo van a tener otra vía de entrada en el mismo local, incluso con señalética diferenciada para que no tengan contacto con los que no tienen diagnosticado el COVID, señaló el ministro Paris el pasado 4 de agosto.

“Viendo el tema de las personas que están enfermas, también estamos pidiendo, y hemos avanzado con el Ejecutivo, lo he pedido en varias ocasiones. No tenemos por qué hacer distinción (…) Establecer mesas, como por ahí planteó en una idea personal el ministro Paris que nos la comentó y se la escuché. Pero una mesa para los enfermos de covid-19, una entrada al local para los enfermos de covid, me da la impresión que hay un tema de dignidad. Segundo, hay un tema legal de resguardo de los derechos de los pacientes”, explicó el director del SERVEL, Patricio Samaría dijo Santamaría, quien aseguró que aun no hay claridad respecto de cómo votará una persona contagiada.

En resguardo de “la dignidad” es inadecuado instalar mesas con vocales “recuperados”, es decir, de alta tras contagiarse con coronavirus, para atender casos de contagiados el día de la votación en el Plebiscito.

La peligrosa propuesta de Paris

El 4 e agosto el ministro Enrique Paris en su habitual punto de prensa señaló: “Vamos a hacer un ‘triage’. Es decir, los pacientes COVID positivo van a tener otra vía de entrada en el mismo local, incluso con señalética diferenciada para que no tengan contacto con los que no tienen diagnosticado el COVID (…) Hay que recordar que los pacientes que han tenido COVID tienen anticuerpos, los anticuerpos pueden durar tres meses. Así que ahí también queremos implementar una estrategia, por ejemplo, para que los vocales de mesa que atiendan a los pacientes COVID positivos hayan sido pacientes recuperados, porque ya van a tener anticuerpos en contra del coronavirus”, aseguró la autoridad de Salud.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí