El anuncio hecho por el machi Celestino Córdova, quien está condenado a 18 años de prisión por la muerte del matrimonio Luchsinger Mackay, de iniciar una huelga de hambre seca está colocando presión al Gobierno para buscar una solución al conflicto y pueda ser trasladado a su rewe para cumplir su sentencia judicial.

Esta jornada, la autoridad mapuche está cumpliendo 104 días de huelga de hambre, pero está a la espera de que el Gobierno entregue una respuesta satisfactoria al petitorio que presentó y que entrega soluciones a los “presos políticos”, aunque en las últimas horas se conoció que le había dado al Ejecutivo dos horas extras tras su ultimátum para hacer efectiva su decisión.

Aunque no existe oficialmente un eventual acuerdo, el Gobierno ofreció en las últimas horas a Córdova que regrese al territorio ancestral para hacer la renovación de su rewe, lo cual se haría siempre y cuando deponga su actitud.

Asimismo, se desconoce su condición de salud puesto que el hospital donde se encuentra internado no ha dado información al respecto, pero lo que han asegurado sus voceras, Córdova habría perdido 25 kilos desde que inició su protesta de huelga de hambre.

La propuesta del Gobierno no contempla la petición del machi para que se modifique su régimen penitenciario por algunos meses por el de arresto domiciliario, ya que “esta solicitud excede la ley y las facultades del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y que adicionalmente fue rechazada por el máximo tribunal del país”.

Hay que recordar que la Corte Suprema rechazó el recurso de amparo interpuesto por la defensa del comunero mapuche, indicando que “no se desprende que la privación de libertad que afecta al amparado se enmarque en alguna de las hipótesis de ilegalidad”.

Incluso, el Ministerio de Justicia que encabeza Hernán Larraín lamentó la decisión del mapuche, afirmando que “tanto el Gobierno como distintas organizaciones nacionales e internacionales vinculadas a los Derechos Humanos, hemos puesto todos los esfuerzos por acercar posiciones, comprender sus demandas, abrirnos a aquellas y comprometer acciones que, en el marco del derecho internacional de los derechos humanos fueren posibles, de modo de continuar hacia una plena integración de los estándares internaciones de Derechos Humanos de las personas privadas de libertad de los pueblos originarios”.

Incluso, el comunicado de la cartera de Justicia señala que “el día de hoy, adicionalmente a los compromisos levantados el día de ayer, se le transmitió́ directamente la posibilidad de que, una vez hubiera depuesta su huelga de hambre y recuperado de su salud, pudiera acudir a renovar su rewe, tal como lo pudo hacer en junio del año 2018. Sin embargo, el Machi ha antepuesto a estos compromisos, su petición de modificar su sentencia, a fin de reemplazar su pena privativa de libertad por la de arresto domiciliario en su rewe, por al menos 4 meses, solicitud que excede la ley y las facultades del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, y que adicionalmente fue, como es de público conocimiento, rechazada recientemente por el máximo tribunal del país”.

A su vez, el vicepresidente del Colegio Médico, Patricio Meza, solicitó al Gobierno que se “extenúen los esfuerzos para llegar a un acuerdo lo antes posible” para que el comunero no lleve a cabo su huelga de hambre.

Meza explicó que la situación es delicada y no solamente tiene impacto en lo que dice relación con el machi, sino que es un problema político y social “mucho más global que afecta no solo a La Araucanía, sino que a todo nuestro país”, señaló a radio Cooperativa.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí