Rechazo, prescindencia e involucramiento del Gobierno, en la agenda de Van Rysselberghe de cara al Plebiscito de octubre

La timonel de la UDI espera un mayor compromiso del Gobierno en la campaña, en los límites marcados por el propio Presidente. Arremetió además contra la opción de Asamblea Constituyente, señalando que será un espejo de la Cámara donde estarán los parlamentarios que no puedan ir a reelección.

0
486

La presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, está lanzando todas sus cartas en el entorno del Gobierno y de sus aliados políticos para fortalecer la lánguida campaña por el Rechazo, a poco más de dos meses de que se efectúe el Plebiscito del 25 de octubre.

Así, luego de reunirse anoche con el Presidente Sebastián Piñera y sus colegas de Chile Vamos en La Moneda, y de pasar este martes por una intensa sesión de entrevistas, la timonel gremialista apuntó sus esfuerzos a ver un mayor involucramiento del Gobierno en favor del Rechazo incluyendo una mayor manifestación de los ministros que apoyen esta opción, dentro de los límites marcados por el propio Ejecutivo, aunque entiende “el riesgo que la oposición empiece a acusar de instrumentalización”.

También ha hecho cada vez mayor hincapié en aumentar sus críticas no solo a la opción de una Asamblea Constituyente, sino al proceso constituyente en si, al calificarlo como “un salto al vacío”.

“Prescindencia no es no tener opinión”

La senadora por la región del Biobío estuvo hasta pasadas las 19 horas de ayer lunes en La Moneda en reunión con sus colegas, ministros del Comité Político y el propio Presidente, en el marco del cacareado Nuevo Trato entre Palacio y las tiendas oficialistas, para analizar el escenario actual y lo que se viene para los últimos 19 meses que le restan a la actual administración.

Más allá de las palabras de buena crianza para el encuentro, Van Rysselberghe fue de lleno a su aspiración de reforzar la campaña por el Rechazo con señales claras desde el Gobierno, señalando que “entendemos que dentro del Gobierno hay distintas posturas y por lo tanto, dado que quienes están por el Apruebo manifestaron su opción, nos parece tremendamente legítimo que quienes están por el Rechazo también puedan hacerlo“.

En Radio Infinita, en tanto, reafirmó esta mañana sus dichos, explicando que “la prescindencia no es no tener opinión; en todas las elecciones los gobiernos tienen que ser prescindentes, no pueden ser instrumentalizados, pero eso no significa que quienes están ejerciendo cargos dentro del Gobierno no puedan tener opiniones al respecto“.

En T13, además, insistió a su vez en que le “gustaría” que el Gobierno se juegue abiertamente por el Rechazo en el Plebiscito, aunque acepta la opción por la prescindencia encomendada por el Presidente Sebastián Piñera a sus ministros.

Pese a esta búsqueda de mayor involucramiento del Gobierno, negó anoche que se hubiera pedido al Mandatario una decisión propia más definida sobre esta tema, precisando que “esa es una decisión que es completamente personal y creemos que no corresponde que lo plantee y mucho menos se lo exija”.

Plebiscito y Asamblea Constituyente

Por otro lado, arremetió contra la opción de la Asamblea Constituyente, al subrayar anoche que “las condiciones en Chile han cambiado y, por lo tanto, hacer un proceso constituyente con todos los problemas de contagio y legitimidad que esto pueda tener para poder terminar a final del día con una Cámara espejo, es decir con un Parlamento espejo, una segunda Cámara de Diputados donde van a estar todos los diputados que no pudieron ir a la reelección, nos parece que es innecesario y aumenta las razones para poder votar Rechazo”.

En tanto hoy, la timonel UDI ahondó en sus dichos al señalar que “las razones para rechazar siguen siendo muchas” e insistió en la tesis del “salto al vacío” para criticar el proceso constituyente, detallando que “no veo razón para poder someter en 14 meses a un montón de elecciones que no sólo generan esta incertidumbre de la hoja en blanco, del salto al vacío, sino que además un estrés electoral innecesario”.

De acuerdo a la senadora, en ese escenario, “partir de una hoja en blanco es un riesgo innecesario. Partir de una hoja en blanco, desconociendo todo lo que se ha avanzado, puede generar problemas”, añadiendo que “todos sabemos que se necesitan cambiar cosas, el problema es que no todos queremos partir desde cero (…) Creo que las razones para votar rechazo han cambiado, han aumentado”.

De ahí, Van Rysselberghe volvió a atacar a la eventual Asamblea Constituyente, buscando desmontar uno de los principales argumentos de los defensores de la Nueva Constitución, esto es, que la redacción de la futura Carta Magna estará a cargo de genuinos representantes populares.

No es cierto que va a estar la señora Juanita redactando la Constitución, esa es una mentira del porte de una catedral. Van a estar personas nominadas por los partidos políticos, van a competir igual que los diputados y probablemente, en un número no menor, serán exdiputados”, subrayando en este punto que “lo más probable es que si gane el apruebo, gane la Asamblea Constituyente que va a ser una Cámara espejo de la Cámara de Diputados donde van a estar además la gran mayoría de diputados que no va a poder ir a la reelección”, por lo que a su juicio el país va a terminar con una Convención Constituyente que “va a ser lo mismo que la Cámara (de Diputados) electa un par de meses después”.

Cuestión de fechas

Otro de los temas que ha generado discusión a nivel político es la opción de cambiar la fecha de realización del Plebiscito, a causa de la situación del país por la pandemia de covid-19. El Gobierno, hasta el momento, ha sido claro que respetará el calendario ya acordado y que, a menos que sea el propio Congreso el que acuerde una modificación en ese sentido, no moverá un dedo para entrar en el tema.

En ese contexto, Van Rysselberghe manifestó que “va a depender de cómo se comporte la gente”, pero aclaró que, “como han ido avanzando las cosas, vamos a tener un plebiscito que, lo más probable, va a tener baja participación”.

Más aún, se mostró realista al explicar que cualquier cambio de fecha “generaría una resistencia gigante en la izquierda (…) No veo hoy que exista agua en la piscina para poder avanzar en esto, pero creo que si siguen pasando como vimos ayer (lunes 17) en Estación Central, donde se generen aglomeraciones que pueden hacer que se deshaga todo lo que se ha avanzado en términos de salud pública, a lo mejor se genera un rebrote que hace más difícil aún las condiciones para llevar adelante un plebiscito”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí