El diputado RN, Eduardo Durán, pidió este viernes a la Superintendencia de Pensiones que se haga cargo de las denuncias por irregularidades cometidas por varias AFP en la entrega del 10% de los fondos previsionales, debido a que hay cerca de dos millones de afiliados que aún no han recibido el aporte que busca paliar la crisis económica provocada por la pandemia del COVID-19.

El legislador precisó que existe una nula o escasa atención o respuesta frente a las constantes consultas de afiliados por parte de las administradoras de fondos de pensiones como también descuentos de las cuentas de capitalización individual, “pero sin que se hayan realizado los depósitos bancarios, inconvenientes con la validación de la Cédula de Identidad, respuestas de las administradoras asegurando a los solicitantes que les llegará menos del dinero que les corresponde, hasta incluso casos donde no es posible retirar los fondos al encontrarse retenidos por deudas de pensión de alimentos que no existirían son algunos de los graves problemas que han marcado el trámite del retiro del 10% de los ahorros previsionales”.

De acuerdo a los datos de la SP, hay un total de 1.991.317 personas que aún esperan recibir estos ingresos extraordinarios para enfrentar los embates económicos, pese a que se cumplió hace bastantes días el plazo legal interpuesto por ley para este fin.

En ese sentido, Durán decidió oficiar al Superintendente, Osvaldo Macías, para que informe sobre las medidas que se han tomado para subsanar todos estos inconvenientes como otras denuncias, así como también las medidas de fiscalización tomadas por el regulador para que se dé cumplimiento estricto de la ley.

Debido a que aún existen afiliados sin poder contar con estos dineros, en la Comisión de Trabajo del Senado el superintendente debió rendir cuentas al respecto, al tiempo que defendió el proceso del pago del 10% de pensiones al asegurar que se realizó en un tiempo digno de “récord mundial” y que los cuestionamientos están “fuera de contexto“.

La posibilidad del retiro del 10% de los fondos previsionales, consagrada en la Ley Nº 21.248 es de ayuda vital para muchas familias que están viviendo los perjudiciales efectos de esta crisis sanitaria; dicho derecho se ha visto conculcado debido a problemas que se han ido presentando, según informan una gran cantidad de afiliados a lo largo del país”, denunció el parlamentario en el oficio.

Más allá de las aclaraciones entregadas por la autoridad, el parlamentario Durán, quien votó a favor del retiro del 10%, pidió entregar antecedentes detallados del retraso del proceso y las sanciones que podría impartir a las respectivas AFPs involucradas cuando se trate de problemas imputables a las mismas, ya que han producido la afectación del ejercicio del derecho al retiro del 10% de los fondos previsionales.

Estoy solicitando al superintendente se pronuncie sobre las múltiples denuncias sobre irregularidades en el proceso y falta de cumplimiento de las AFPs, que se han conocido públicamente y que he recibido personalmente. Las personas afectadas necesitan a la brevedad una solución concreta porque muchas de ellas dependen de estos ingresos para pagar deudas y sacar adelante a sus familias”, expuso el diputado oficialista.

En cuanto a los casos de pensiones alimenticias, el legislador oficialista pidió a la Subsecretaría de Justicia informar sobre las medidas que se han adoptado para subsanar las problemáticas ocasionadas en torno a la retención del 10% y que se tomen todas las providencias necesarias para dar un eficiente cumplimiento a la ley.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí