El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) valoró este viernes la detención del teniente coronel de Fuerzas Especiales de Carabineros, Claudio Crespo, quien está sindicado por la Fiscalía Centro Norte como el autor de los disparos contra Gustavo Gatica, joven que perdió la vista el 8 de noviembre pasado en una manifestación en Plaza Italia en el marco del estallido social.

Así lo dio a conocer el director del INDH, Sergio Micco, quien en conversación con radio Cooperativa dijo que “valoramos este nuevo paso en el camino de la verdad”.

De esta forma, destacó la labor hecha por la Brigada de Derechos Humanos de la PDI, quienes esta madrugada arrestaron al exfuncionario policial por este caso, quien durante esta jornada será formalizado de los delitos de apremios ilegítimos y lesiones graves gravísimas.

Micco recalcó que el caso Gatica es “emblemático y, por lo tanto, se juega mucho en la causa por la verdad y la justicia, ya que tiene consecuencias más globales”.

Estamos frente a un drama mayor que es el uso y abuso de las escopetas antidisturbios disparadas a la cara”, expresó el director del organismo.

Hay que recordar que Crespo fue separado de la institución policial en julio pasado, luego que descargará las fotografías del procedimiento de su cámara Go-Pro en su computador de trabajo sin una orden previa y sin haber dado a conocer esta situación, lo cual para Carabineros faltó al protocolo establecido.

Destacamos que Carabineros hubiera desvinculado a este teniente coronel. SI bien a través de un sumario administrativo que decía relación con una manipulación de las pruebas fue una señal indirecta”, sostuvo.

El caso del joven estudiante de psicología de 21 años se transformó en un hecho emblemático de las manifestaciones del estallido social que detonó el pasado 18 de octubre, dando la vuelta al mundo y provocó reacciones de diversos organismos internacionales como la ONU y Amnistía Internacional que denunciaron un elevado número de personas mutilada por la acción de balines disparados por personal de Fuerzas Especiales de Carabineros.

De acuerdo a las cifras que maneja el INDH, un total de 460 personas resultaron con daños oculares, de las cuales dos quedaron ciegas como Gatica y Fabiola Campillay, mientras que 35 se vieron afectados por la pérdida de uno de sus ojos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí