El werken y vocero de los presos mapuche detenidos en la cárcel de Angol, Rodrigo Curipan, confirmó una reunión sostenida con el ministro de Justicia, Hernán Larraín, y anunció que ante el incumplimiento del Gobierno a los acuerdos establecidos, los presos indígenas iniciarán una huelga de hambre seca el próximo lunes.

Curipan reconoció que el domingo 9 de agosto el secretario de Estado se reunió con los voceros de los mapuche en huelga de hambre en la cárcel de Angol, cita que se efectuó en la gobernación de Malleco y tuvo carácter de secreta.

En dicha reunión los voceros Rodrigo Curipan, Daniel Melinao y el lonko Victor Queipul entregaron a Larraín el petitorio de los huelguistas al que se adhieren también los presos mapuche de Lebu, consistente en la reglamentación del Convenio 169 en causas penales indígenas mediante la conformación de una mesa de alto nivel político.

Curipan dijo que dicho petitorio fue recogido por Larraín, quien solicitó 12 días para entregar una respuesta, plazo que venció ayer y que no ha habido algún pronunciamiento al respecto.

Frente a esta situación, el portavoz de los presos señaló que las comunidades quedan en libertad de acción y que el próximo lunes los 8 huelguistas inician una huelga de hambre seca a partir de las 09:00 horas de la mañana.

Curipan explicó que la situación fue comunicada a los presos mapuche, quienes le indicaron que “ante la situación de engaño del Gobierno o de falta de transparencia y falta de voluntad política para respetar acuerdos con los mapuche, los peñis comenzarían una huelga de hambre seca el día lunes, a las 09:00 horas de la mañana y nosotros esperamos que esta situación no se dé”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí